Asturpesca, una feria que es feria sin Campanu

La Feria del Salmón de Cornellana ha demostrado que lo del Campano tiene su miga pero no depende de el.

13, 14 y 15 de marzo de 2009.
Cornellana.
Salas.
Principado de Asturias.

Por segundo año consecutivo el Grupo MiguelPesca fue invitado a la Feria del Salmón de Asturias.
El éxito obtenido en la edición anterior nos obligaba a mejorar las prestaciones del Stand, bien con nuevos contenidos o renovando y sumando Maestros Artesanos.
A los del año pasado, Julio Seijas, Paco Porto, Miguel Seoane y Xaquín L. Muíños, incorporamos a Oscar Gayoso, Eloi Saavedra y Jorge Rodríguez Maderal.
La firma Thinkfish, con su tecnología de vanguardia (gafas y carretes) dejó los madriles y se hizo un poco más galaico-asturiana.
Miudiño.
Este año, la feria contaba con un periódico propio: Trueiro, edición especial Feria del Salmón de Cornellana y cuando se hacen bien las cosas tienen su recompensa.
Torres y el de Catoira llegamos el jueves, con paso obligado por Amaído y Armería Leo. Ya en Cornellana nos reciben Alberto, Cris, Iñigo y el resto de la organización. El Trueiro había gustado. Zenquiuverimash.
Primeras sidrinas con los más avezados.
El viernes, actividad frenética en el claustro del Monasterio y en las carpas.
A primera hora empezamos a montar el Stand MiguelPesca. Habíamos ganado en comodidades y espacio pero ello nos obligaba a responder a la confianza que habían depositado en nosotros.
Caen las horas y van subiendo paneles, expositores, cuadros, mesas, pantallas, ploters, cartelería…
Muidiño.
No podíamos faltar a la cita de la comida en el Ricardo con Marcelo Verdeja como acompañante. Gratas reflexiones periodísticas con el de Punto Radio que escenificamos poco después en su programa de radio.
El resto de la tarde, con los preparativos, completó la previa.
Con todo preparado, llegan los Maestros Artesanos y nos metemos una pulpada miuduiña de sete estalos en la carpa de Jacinto Grandío.

El sábado, a las once, se abrían las puertas de la feria y empezaba el flujo y reflujo de gentes con espíritu salmonero. Un ejercicio de asturianía.
En nuestra carpa, Alberto Torres trueiramente correcto; Modesto Pena con el Estudio de Grabación de “Ríos e Montes” de la Radio Galega; Miguel y Carlos Bao con las gafas y carretes Thinkfish; Julio Seijas con sus hormigas, abejas y todo tipo de rara bichería; Gayoso (aún cuerdo) con sus creaciones; Eloi (Axe-Man) con sus artefactos; y los cuatro virtuosos de las moscas de salmón (Porto, Seoane, Muíños y Maderal) en sus tornos.
Con movimientos como los de una mancha de estorninos, cientos de personas y numerosos pescadores gallegos van pasando por el Stand MiguelPesca.

Xantar miudiño en Grandío.

Tarde de máxima actividad. Ni tiempo para un pitillo. Los tornos a pleno pulmón y el ánimo muy, pero que muy, miudiño.
A Gayoso, alguien le pregunta por unos broches para la solapa… y el muy buenazo se pone. Hizo unos treinta en la manga de la tarde. ¡Mónica, más imperdibles!

Otro golpe miudiño. A última hora, ya con el recinto cerrado al público, estábamos más de 50 personas en el stand MiguelPesca.
Y otra de los Gayoso. Simplemente ejemplares. Moletes do País, Algueira (Ribeira Sacra), queixo da Ulloa e chourizo caseiro (la Xunta pasa de estas moderneces, prefiere gastar miles y miles de euros en campañas de dudoso resultado). Hay formas de hacer País bien sencillas y efectivas.
Solemne y coral Miudiño.

Apuramos el improvisado "botellón pangalaico" porque una espicha nos esperaba en el Ricardo, invitados por la organización de la feria mientras los de la gallega andaban como locos buscando a un pescador para hacer un reportaje al día siguiente… Imagínese el lector quienes solucionamos el problema. Al igual que el domingo cuando nos llamaron otra vez para pedirnos consejo para nosequé transmisión. Ahora, después de cuatro años...
Y de la reconfortante espicha al fiestorro directo. Central a tope pero siempre hay un lugar para un Mus Muidiño. Torres y el de Catoira contra los Bao. No recuerdo quien ganó pero los Bao pagaron la primera ronda…

El domingo Miudiño. Día grande aún sin Campano.
Aires de pesca. Lance madrugador. Emoción en el agua.
Primeras varadas de la temporada a las que se suman Porto y Saavedra en la Llera.

10:00 a.m. Zulú.
Patio exterior trasero del Monasterio.
Salta el rumor. Campano en la Llonga. Revuelo de prensa en el Centro de Precintaje y en todo el pueblo.
Desmentido a los pocos minutos.
Se abren las puertas de Asturpesca con rollo chungo. El Campano ya tenía que haber salido.
Llegamos al stand y en la puerta de acceso estaba la cola de Alcampo. Los broches de Gayoso, los p. broches del Gayoso…
En la manga del domingo perdió la cuenta en… perdió la cuenta.
Gayoso, Boss Brochero. Eres grande.
Y no menos, el Seijas, oye. ¡Julito, esto es un Taller de Pesca no un zoo! Le atizó a las abejas, a las hormigas y acabó marcándose un meneito-dance con la melena de león y el mono al cuello…

Saavedra, el de Xubia, levitaba. Suponemos que era por el efecto Axe. Camarones, riscos…
Los cuatro de las moscas de salmón, los fantásticos (Porto, Maderal, Seijas y Muíños) no daban tregua.
Y la gente seguía entrando, preguntando, participando, disfrutando.
Llega la hora de la subasta y no hay Campanu. Alberto, el Director de la cosa, andaba un tanto cabizbajo porque no había bicho. El Narcea sube el nivel y la esperanza se centra en el Eo. ¡Venga, Molejón!
Si en Amaído crece la esperanza de darlo, en Cornellana no decae. Y menos mal que no apareció por la mañana porque el recinto de la feria se quedaría pequeño.
A las siete, la segunda vuelta subastera.
Outra dose miudiña en Grandío.

Tarde de espera y menos personal. Se escapa un plateado en el Sella y pican dos zancados en el Narcea.
A las siete, Alberto y José Antonio anuncian el cierre del horario sin subasta y con cierta decepción desmontamos el tinglado.
¿Decepción? De eso nada, preñados de galaica asturianía.

Venga, desmantelamos.
Cornellana en el espejo del coche. A Santiago voy, ligerito y… miudiño.
La Feria del Salmón de Cornellana, una feria que no precisó del Campanu.

Menciones especiales:
Para las Comba-Gutterman de Fernando (habrá otras citas, Fer).
Para Manolo y Cándido, los de Fazouro que no fallan nunca.
Para Enrique Aguado y Trofeo Pesca.
Para Nano Paz y su peña, con el Eume a la espalda.
Para Santi Nitas de los robaliceros, otro fiel.
Para los grandes-grandes Miguel Aguilar, Pedro Vigil, Davicín, Henry Berrocal, José Antonio el de las Mestas, para la visita de los de A Pontenova y para los profesores de Susiño Vilar que supervisaron las creaciones del de Laracha.
Y para todos los que, con su visita, nos hicieron sentirnos queridos y necesarios.
Finito:
Eloi (Axe-Man).
“Con guaraná energizante que te deja listo para romper la noche”. ¡Nigth attack, para comerte algo más que la noche!

Miudiño…
Miguel Piñeiro

volver a principal