EL FURTIVISMO DEL MASMA
Por David Castrillón, Pescador  

La “Sociedad Deportiva Pescadores Ambas Maos de Salmón y Reo” del Río Masma quiere hacer unas precisiones y matizaciones sobre un artículo publicado en una revista especializada en la que el Masma no sale nada bien parado y en la que se vierten acusaciones o afirmaciones que nada tienen que ver con la realidad.
Hablando de capturas de salmón, dice el comentarista que “el Masma apenas se mantiene. Se esperaba mucho más.  Al menos la Xunta ya se da por enterada del furtivismo en el Masma, donde siempre se grampinaron y fisgaron salmones, se les nota mas ganas a los guardas en la zona”.
Que el Masma está atravesando por evidentes problemas de capturas es obvio pero es un común denominador a los restantes cursos salmoneros gallegos. Hasta que el Plan de Recuperación del Salmón dé sus frutos en su totalidad, mucho nos tememos que las poblaciones están amenazadas y la política de cupos beneficia a la recuperación de la especie.

Pero decir que la Administración ya está enterada del furtivismo nos parece aventurarse a la ligera. Si el autor del artículo tiene datos concretos sobre actuaciones de la Xunta en la lucha contra el furtivismo que los ofrezca a la opinión pública. El colectivo de pescadores queremos saber en qué se basa para tal afirmación.
En lo que no estamos de acuerdo en absoluto es con la tajante y concluyente afirmación de que en el “Masma siempre se grampinaron y fisgaron salmones” como si fuese una dinámica o práctica actual y consentida.
Del furtivismo, lamentablemente, no está exento ningún curso gallego. Los medios para combatirlo han mejorado pero no lo han erradicado. La frase en cuestión nos molesta a los pescadores deportivos y debemos suponer que hay un error de expresión más que de sentimiento del autor.
Gracias a la labor de esta asociación, de otros colectivos y de particulares, incluida la guardería, el furtivismo ya no es lo que era en el Masma y no negamos que aún hay mucho por hacer. En todo caso, el articulista no debe conocer en profundidad la problemática del furtivismo en otros ríos gallegos donde está mucho más presente y es más evidente a los ojos de los aficionados.
Cualquier lector que se haya detenido en el comentario pensará que los pescadores del Masma pescamos con una caña en una mano y una fisga en la otra.
Consideramos que no somos merecedores de que se nos atribuyan este tipo de prácticas generalizando y englobando a todos en el mismo bando.
Mucho nos tememos que el autor no ha precisado adecuadamente el sentido de la frase y nos quedamos con la duda de saber si es su forma de ver las cosas, si se las han contado de oído o si simplemente se equivocó en la construcción sintáctica.
Para la próxima temporada de salmón, invitamos a quien interesado a visitar el Masma en nuestra compañía para que compruebe la veracidad de nuestra queja.

volver a índice de colaboraciones