"LA SALMONA DEL TAMBRE"
Por Ricardo Máiz, Pescador

1º Repoblación salmonera del Tambre

A finales del año pasado, cuatro pescadores del Club de Pesca Fluvial Tambre Barrié de la Maza realizaron un “rareo” en una zona del río Tambre (Noia-A Coruña) con los consiguientes permisos y autorizaciones del Servicio Provincial, al fin y al cabo el capturadero de la Presa de Barrié de la Maza no daba los resultados apetecidos y el pescado se negaba a entrar. Urgía, pues, capturar algunos ejemplares para la puesta en funcionamiento de la piscifactoría ubicada en el coto.
La pesca, a pesar de desarrollarse en unas condiciones adversas, dio como resultado un salmón y cuatro reos. El salmón resultó ser una hembra, siendo trasladada al Centro de Carballedo donde de un total de 8.000 huevos sacaron adelante casi 6.000.
Un año después, 5.600 alevines y pre-esguines de salmón fueron liberados en el Coto de Noia. Algunos de los ejemplares ya estaban más cerca de pinto que de alevín. Había ejemplares desde los 5 hasta los 15 cms que pusieron de manifiesto el desarrollo nada uniforme de una misma prole.
Durante toda la mañana los ejemplares fueron liberados en diversas zonas del río en su tramo acotado.
A la suelta  asistió el Director Xeral de Conservación da Natureza, Javier Ruíz de Almirón, con diversos técnicos y responsables de su departamento como Manuel Solórzano y de la Guardería de la zona con Antonio Beiras al frente de la misma.
Asistieron también los cuatro pescadores que participaran en la captura del ejemplar. Pepe Casal, Presidente del Club Tambre, Antonio Segura –el autor de la captura-, Luís Reboredo y el escritor y periodista Miguel Piñeiro.
Este curso gallego vivió el esplendor de la cultura salmonera hasta hace unos 25 años cuando el Salmo Salar inició un declive hasta el punto de casi desaparecer. Por ello, la pesca de salmón en el Tambre está prohibida. Aún así, las entradas de salmones son ocasionales en los últimos años y se constata la entrada de algunos ejemplares, incluso la captura de alguno de ellos.
La desaparición de esta especie y la de anguilas y lampreas está ligada a la construcción de la Presa Barrié de la Maza que supone un obstáculo insalvable para las especies migradoras. La presa está a unos 7 km de la desembocadura y además no faculta zonas de freza porque desde la instauración del caudal ecológico, turbinado por una minicentral instalada a pie de presa, agua del fondo del embalse arrastra limos que se depositan en el lecho del río.

volver a índice de colaboraciones