Río ULLA, R.I.P.
Por el Doctor Juan José Moralejo

Dicen que van a perpetrar una ristra de embalses en el Ulla y en sus afluentes y la ristra de marras viene a sumarse a otras premeditaciones para acabar con los mil ríos de Galicia y con la Galicia de los mil ríos. Quieren pararle al Ulla su eterna estrofa de agua, quieren darle mulé con la coartada del kilovatio y alegan que sólo se trata de diez o doce embalses o embalsitos por la Ulloa. Y yo comparezco con mi folio ante los embalsa(ma)dores fluviales para animarlos en su vasta, bastísima empresa y para sugerirles que se quedan cortos, pero, si extreman su audacia, será espléndida la cosecha de beneficios para todos.

Los animo a que no se queden cutres con sólo ocho o diez embalses y a que de una vez por todas sean ambiciosos con el TUTE, es decir, Todo Ulla Embalse Total, plan que multiplicará rendimientos, ahorrará personal y simplificará gestión. Un TUTE que abarque Ulloa, Ulla, Ullán, sin remilgos a la hora de tender y alzar su presa desde Dodro hasta Catoira, allá por Torres do Oeste. Parece una burrada faraónica, pero no lo es porque sólo inundaría un máximo de veintiséis municipios y en Galicia pasan de trescientos. Y añado que eliminaríamos ventiseis ocasiones inmediatas de transfuguismo y cantamañanería, además de evitarnos definitivamente las invasiones vikingas Ulla arriba, un coñazo crónico que ya nos costó un obispo y unas cuantas cabezas de ganado. Y hacia atrás nos quedará un charco molón, una fardada de mil y pico kilómetros cuadrados de agua para que la Xunta ponga catamaranes con fondo de cristal para que los excursionistas vean cómo eran Cesures, Padrón, Pontevea, A Estrada, Santa Cruz, Bandeira, Silleda.... Y ¡ hala! ya estaba el lector procaz y faltón poniendo a Lalín en la lista, como si Lalín pudiera ser inundado así por las buenas, sin ton ni son, y fueran a quedarse Galicia y los gallegos sin la cuna y el emporio de la Ordenación del Territorio. Sin haberlo preparado me ha salido un pareado.
De la pasta gansa de las expropiaciones hablaremos, pero apunto que el tener que entenderse con una única Coordinadora de Afectados puede agilizar trámites. Tranquis los expropiados porque, como el agua llegaría justo justito a San Cayetano, serían recolocados todos en la Xunta. Y a los audaces desarrollistas que acepten el TUTE que les propongo sólo me queda decirles que por hacerles gasto estoy dispuesto a meter los dedos en el enchufe. Literalmente, me inunda de gozo y con el gozo en un pozo.

Publicado en 1999

volver al índice del doctor