Nochebuena 2009.
Hola a tod@s.

Me tomo la libertad de fusilar una larga lista de e-mail que me llega a través de Alberto Torres y con ella hago esta felicitación porque veo que en la lista estáis muchos cofrades del vicio y, en cuanto a los que no conozco o identifico a bote pronto, no creo que haya carpas o cormoranes con seudónimo y supongo que habrá más de uno que remate sus extremidades superiores con una caña, pues es la forma precisa para que realmente sean superiores esas extremidades. Las únicas extremidades que son superiores aunque no se rematen en caña son las de Messi y las de Jennifer López. Y, claro está, todo el que empuña caña, pues ¡coño! es mi amigo o está en trámites de serlo: basta con que coincidamos en compartir dos metros de beira de río, nos presentemos y quede claro que no es carpa o cormorán.
Además de desearos unas fiestas chipén, fetén de butén, como decían los clásicos latinos, quiero compartir con tod@s ¡ojo a la arroba, Bibiana! la esperanza de que la próxima temporada sea mejor y creo que las buenas aguas que ya van caídas y anuncian otras serán saludables para los ríos en dar mejor comida a la basca fluvial, disolver algo más las concentraciones de mierda de cabrón, etc. En fin, digo la esperanza de que la próxima temporada sea mejor... porque, si os hablo de la seguridad de que pueda ser peor, no creo que os sobren argumentos para refutarme, y eso que yo soy muy refutable y por un amigo me dejo refutar sin condiciones...
Un cordial saludo y mis felicitaciones y mejores deseos para 2010 a todas y a todos, ahora sin arroba para que quede más clara la bisexualidad del deporte en que andamos.
Juan J. Moralejo

 
Fin de año 2009.

Nutridísima tropa de colegas:
vuelvo a aprovecharme de los amigos del Grupo MiguelPesca para haceros unas ADDENDA ET CORRIGENDA y quedarme con un elenco ¡qué bien suena lo de elenco, aunque rime con mostrenco! de amigos, amiguetes y amigotes del vicio a los que contar mis desventuras y consolar las suyas, sin que por ello me arrogue yo figura y condiciones de consolador, que es función a la que no me han llamado los divinos designios. Pero, si bien se mira, sería yo un buen consolador, si atendemos a lo mucho y bien que vibro con los lances de arrimar el reo a la orilla. Menos mal que sólo vibro muy de cuando en cuando, porque, si yo fuera Pepe Casal o tuviese sus mañas y tuviese que vibrar tan a menudo, ya estaba yo desencuadernado, exfoliado, borroso...
En fin, quiero haceros unas ADDENDA ET CORRIGENDA, que, aunque son gerundivos latinos, no duelen ni producen efectos secundarios, daños colaterales, etc. Días atrás, en otro mensaje, os hice "rexoubas" (en gallego, murmuraciones) malévolas sobre cormoranes y carpas, y mis rexoubas me trajeron alguna merecida reconvención, sobre todo por el lado de las carpas. Ahora quiero añadiros  -por ahí va lo de addenda- y rectificar -que es lo de corrigenda- que yo no tengo nada contra los cormoranes porque, en materia animal, San Francisco a mi lado es una hiena: ¡¡¡benditos cormoranes, digo yo, que me alegran el reportaje de los mares del Quinto Carallo o la pesca amaestrada en la Bahía de Dondejudasperdioelmechero!!! Otra opinión tengo de los benditos cormoranes que se están a la tonta en una piedra del Tambre, al acecho de lo que les dejen los de la red y la nutria, animalito simpático donde los haya, pero el problema es que va habiendo de más... Nada tengo contra los cormoranes y, allá por los 10 o 12 años de edad, ya escocido de que no me picaban, pensé en hacer un máster para cormorán, y lo hice y me picaron... ¡pero una ortiga y unas zarzas! Creo recordar que un hermano de un bisabuelo mío fue cormorán en el Báltico.
En cuanto a las carpas, mis "addenda" y "corrigenda" han de ser de mayor cuantía porque, aun cuando en un éxtasis de mística palurda dejé escrito que para ser río-río, lo que se dice río, hay que ser H2O, es decir, ser hidróxido de trucha, ahora añado que conozco y valoro carpas, tencas, barbos, siluros, madrillas, lucios, luciopercas y mil especies más, todas nobles y de gozoso aprovechamiento ambiental y deportivo.

Pero cada cual en su casa y Dios en la de todos...: lo que no apruebo, y eso quise deciros aunque a la brava, es que el primer cantamañanas que no sabe qué hacer con la miga de pan o con la patata cocida me ocupe el Tambre con carpas que le entren a tales 'delicatessen' porque no les mola el risco o ni siquiera sospechan lo bueno que puede estar un rapala en temporada.
En fin, que estoy a favor de todo, pero todo en su sitio porque, además, mi experiencia de embalse en el Miño con black-basses y ahora con carpas es que la fauna autóctona, truchas en concreto, se ha venido abajo y hasta me sospecho que  con las carpas también han salido perdiendo los black-basses, muchos menos, más pequeños y refugiados en rincones profundos. Bueno, esta es una impresión que puede ser errada y las verdaderas causas pueden estar en la crisis que nada respeta...
El contexto en que me muevo creo que todos vosotros podríais documentarlo mejor que yo y ampliarlo a nutrias, visones, cangrejo americano, almejas que no son las que estáis pensando, etc., además de a mil plantas invasoras, así fanerógamas, como criptógamas, monocotiledóneas como dicotiledóneas... que en algún caso proliferan -en Galicia decimos "inzan"- por la estupidez de que todo lo natural es respetable. Y sí que lo es, pero lo invasor y alienígena no es tan respetable. Por aquí con lamprea, salmón, reo, trucha, anguila, sábalo y poco más -por ejemplo, la guardería- vamos que chutamos en especies nobles y a proteger con el máximo empeño.
Hechas estas aclaraciones, os desea un 2010 cojopendo -es decir, cojonudo+estupendo- un servidor, JJMoralejo, Licenciado en Truchología, Universidad del Deva, Doctorado en Reología, Universidad del Tambre, Académico Correspondiente de la Real Academia de Truchografía y Reoscopia de Leningrado.

volver al índice del doctor