LA PESTE QUE NO CESA

Juan J. MORALEJO
Licenciado en Truchología, Universidad del Deva
Doctorado en Reología, Universidad del Tambre
Académico Correspondiente de la
Real Academia de Truchografía y Reoscopia de Leningrado
Medalla de Paciencia y Cero de Honor
en Teoría Básica del Salmón

¡Ale hop! allá vamos a por el nueve de Trueiro, a completar la novena para que estén mas próximas la decena, la docena, la centena... y para que los que hagan el número 1.000 se acuerden de nosotros y encarguen un responso ¡pero por nosotros, no por los ríos!... suponiendo, si no es mucho suponer, que para entonces sigue habiendo ríos y que no necesitan responsos porque todavía tienen dentro algo que no sea putamierda. Porque, a lo peor, es mucho suponer...
Y ya puestos a suponer, imagínense que la vara que les estamos dando hoy a través de Trueiro, Miguelpesca, etc., etc. a todos cuantos dañan, empuercan, esquilman y disparatan técnica y legalmente nuestros ríos es una vara con tal éxito que, por ejemplo, para entonces, para el Trueiro 100 o, sin prisas, 1000, el primer kilómetro río arriba a partir de Ponte Xuvia se llama Avenida de Don Eloi Saavedra, O Marcaso en el Tambre ha pasado a ser O Marcaso de Don Pepe Casal, se ha creado un nuevo coto de salmón, Coto Don Miguel Piñeiro, entre Couso y Ximonde y con un cupo de 500 individuos por temporada, y en el río de Valdoviño los reos suben espesos y de cuatro en fondo a agradecerle a Don Alberto Torres los servicios prestados. En cuanto a mí, pido poco, me conformo con que el río que nace en O Pedregal de Irimia y desemboca en A Guarda haya pasado de Miño a llamarse Moralejo. Porque, además, así yo podría hojamenear a mis amigos rebautizando mis afluentes y Parga, Ladra, Sil, Arnoia, Avia, Tea... pasarían a ser Cobo, Chote, Muíños, Ricardo, Zulueta, David... Debo recordaros que los nombres de los ríos son de lo más estable que hay, son muy resistentes al cambio, pero no me negaréis que al rebautizo general que os propongo le sobran razones...
Tengo la impresión de que con lo amigo que soy de mis amigos y lo amigos míos que son mis amigos se nos ha despistado el que iba a ser tema de este folio para Trueiro: la peste que no cesa, pues necesitaría yo un sombrero de siete pisos para deciros hasta donde estoy de leer y ver noticias de putadas y desastres fluviales, de agresiones ecológicas repetidas y graves, de informes y alarmas contra la marea de porquería y de insensatez que nos invade... Bueno, también alguna vez se nos recrea la pupila en que van cuajando expedientes ejecutivos, sumarios judiciales, sentencias... contra puercos y desaprensivos, contra dividendos de euros por acumulación de cadáveres...
Y lo que quería deciros también es mi esperanza de que a partir de Trueiro 9 haya sequía total o, al menos, un duro estiaje de duelos y quebrantos por las cabronadas que se le han hecho a los ríos A, B, C... ... Z. Me parece que pido demasiado porque en Galicia somos la Desaprensión Metafísica en cuestión de Medio Ambiente y de Riqueza Natural, lo nuestro es el arrase y el vertido... Acabo de ver ¡y no es novedad! un pedregal árido que fue río Sil, un río que en tiempos romanos dio mucho oro y sin dejar de correr, pero ahora da mucho euro a golpe de secarse o estangurriarse en mil variedades de las minicentrales y las maxiputadas. Ese pedregal árido volverá a tener agua, pero el daño ahí queda. En fin, en próximos Trueiros informaremos de la caída del aerolito de carga e impacto selectivos, aerolito que con el máximo respeto de cañas y truchas, no deja ni un kilo de cemento ni un solo voltio en pie.

volver al índice del doctor