Cuando el río suena…

Por Paco Redondo, Maestro Artesano

Huchos si, Huchos no.
No se si para bien o para mal. Lo cierto es que ya se rumorea que nos van a poner otro acotado de salmón “Hucho Hucho” en CyL.
Por lo que se cuenta, quieren que desaparezca el coto de truchas “arco iris” que existe en la actualidad entre la localidad de Encinas de Abajo y Huerta. Ésta sería la ubicación más idónea –que no, la más indicada- para el “Hucho”, dado que existe en la actualidad en este lugar una población considerablemente grande de ellos. Y, aprovechando cobrar, donde ahora se pueden pescar libremente ¿Será por los beneficios?.
Está claro, que lo que se pretende es expansionar legalmente la ubicación de este salmónido que tan bien se ha aclimatado a nuestro querido río Tormes, al igual que otras especies alóctonas.
Hablando hipotéticamente, espero que se haya, o se esté estudiando muy bien el nuevo impacto que esto supone para la poca población de especies autóctonas que quedan aún en la zona, al aumentar la población ya existente de “Huchos” en dicho lugar, además de otras, como lucios, alburnos, cangrejos, perca sol, etc.
No se, si lo que cabría en este caso sería todo lo contrario, es decir: eliminar dichas especies foráneas en favor de la recuperación de las que hemos tenido toda la vida, incluyendo las auténticas y magníficas truchas fario que allí existían hace más de cuarenta años (de ello doy fe personalmente). Aunque no tengo muy claro que fuesen originarias del lugar, pero si que convivían perfectamente con los habitantes de su medio, reproduciéndose, y sin que se viese mermada o degradada su población.
Ahora ya casi no existen, únicamente algún barbo (Barbas Bocagei) y alguna “sarda” o bermejuela, (Rutilus arcasii) -muy abundantes en otro tiempo- así como los cachos (Leuciscus Pyrenaicus), bogas (Chondrostoma Polylepis) y ahora sustituidos por multitud de alburnos (Alburnus alburnus), y percasoles (Lepomis gibbosus). También alguna enorme carpa de las que antes había.
Es posible que nos veamos favorecidos en el futuro, es posible que no.
A quien corresponda, que tenga en cuenta el impacto que esto puede causar en el medio ambiente, además de las polémicas discusiones que va ha generar en los diversos medios de comunicación, así como de las asociaciones de pescadores, -que pueden estar a favor o en contra de la determinaciones que se lleven a cabo-, y que deberán ser atendidas, escuchadas y sopesadas debidamente.
Esto es mucho más importante que pasárselas por el forro.
Siempre habrá alguien dispuesto y con la capacidad suficiente para ser escuchado y que puede tener sabias e inteligentes ideas para llevar a cabo sin que nada ni nadie salga perjudicado.
O sea, el medio y el colectivo de pescadores.
Diciembre de 2007

volver a índice de colaboraciones