"REOS, RISCOS Y RÍOS GALLEGOS"
Por Pedro Weigand, Periodista
 
 
 

El reo es un salmónido que emigra al mar y regresa al río para desovar. Se distribuye desde Galicia por la cornisa cantábrica y su pesca envenena las mentes de los que la practican, hasta llegar a unos niveles que rozan el surrealismo. Una forma típica de pescarlos en Galicia es, en agosto y septiembre, de noche y con risco.
El risco es un señuelo de superficie, inventado en Galicia, cuyos primeros pasos se atribuyen a “Sito do Cambre”, que imita a un pequeño ratón que ha caído al agua, e intenta ganar la orilla para ponerse a salvo, excitando “con su meigo movimiento” el instinto predador del reo.
Visita la columna de hoy un libro que trata sobre la pesca tradicional del reo en Galicia, y Miguel Piñeiro es su autor. Gallego por los cuatro costados –su tierra no le habría dejado nacer en otro lugar-, ha sabido moldear de forma certera la esencia de la pesca del reo en Galicia, tras habernos deleitado ya con su anterior libro “La pesca en los mil y un ríos de Galicia”.
El capítulo dedicado al risco, señuelo del que ha derivado el vocablo “riscar” -que no es otra cosa que rayar la superficie del agua en aguas lentas pescando en plena noche-, es una auténtica obra de arte.
Será imposible que el pescador deportivo deje pasar las oportunidades de atesorar este referente sobre una especie tan deportiva, misteriosa y esquiva como el reo, con artes de lance ligero y sedal pesado típicas gallegas; y de llegarse a cualquiera sus ríos, donde la pesca del reo en verano le envolverá hasta situarle en un mundo casi irreal.

volver a índice de colaboraciones