Luis Miguel Berrocal, Henry Berrocal, es todo un maestro de la pesca del salmón en Asturias.
Sus opiniones sobre muchos aspectos de ella son:

La Pesca.- Más del 50% de mi vida.
Una ruta.- El Narcea de arriba a abajo.
Una técnica.- La pesca del salmón a mosca.
Un cebo o señuelo.- La quisquilla.
Un lance.- He visto preciosidades con la mosca. El Spey.
Una caña.- Todas, pues conservo la mayoría.
Una cucharilla.- Siempre me encantó la Hergar.
Una mosca.- Las de mi amigo Balarmino Martinez.
Una clavada.- Salmón a mosca con mucha agua y un buen sargo a boya.
Una captura.- ¡Es difícil! Creo que la mejor fue una lubina de 6 kg a boya, con sedal de 0,18 mm.
Un pozo.- La Figal, del Nalón.
Un coto.- Todos tienen su porqué, pero sigo con La Figal del Nalón o La Defensa del Narcea.
Una especie.- El Salmón atlántico, siempre el primero.
Un río.- ¿Dije el Narcea?
Un tramo.- La zona superior, lamentablemente muy perdida.
Un refrigerio en el río.- Nunca como en el río.
Un compañero de pesca.- Soy como el Llanero Solitario, pero sin indio.
Un maestro en la pesca.- No tuve.
Desengaño o decepción.- Haber prendido un salmón muy grande en el año 74, que tras media hora de pelea y 500 metros río abajo, no fui capaz de verle tan siquiera ni una pequeña parte del cuerpo. Jamás lo podré olvidar.
Una ilusión.- Poder seguir pescando hasta el final, igual que ahora.