Ricardo Máiz es pescador. Su gran pasión es la pesca del reo en el Coto de Noia en el Tambre. Sus inquietudes por perfeccionar señuelos para el reo le llevó a la confección del “fodón”, evolución del ratón, de contrastada eficacia.
Sepamos sus opiniones sobre:
La pesca: la mejor manera de pasar el tiempo mezclando la paciencia con la impaciencia y la interpretación de lo que aprendes observando a los demás. Es una borrachera de auténtica felicidad y la mejor terapia para equilibrar mi vida
Una ruta: toda la costa gallega
Una técnica: cucharilla a ballesta
Un cebo o señuelo: el ratón
Un lance: hacia arriba y pegadito a la orilla
Una caña: todavía la
Daiwa Samurai
Una cucharilla: ranger dorada
Una mosca: un tricóptero
Una clavada: la del reo a favor de corriente
Una captura: temporada 2004, un reo de 2,8 kg con mi ratón
Un pozo, postura o tabla: el vado de Chaián
Un coto: Baio
Una especie: trucha (común, coño)
Un río:
el río Grande de Baio
Un tramo: desde Torelo hasta el pueblo de Baio
Un refrigerio en el río: sándwich casi casi vegetal sin los bordes tostados
Un compañero de pesca:
Antonio Segura (Chote)
Un maestro en la pesca: Moncho Feros
Un desengaño o decepción: la gestión de la Xunta en nuestros ríos y su empeño en cargar con las culpas de su ineficacia a los pescadores. Lo peor, su sordera crónica
Una ilusión: vivir muchos años para seguir pescando hasta no poder con la caña en la mano