Antonio Lorenzo Muíños es ribereño del Ulla.

La pesca: una necesidad vital
Una ruta: el Lapido en el Ulla y el Anglirú en el Tambre
Una técnica: mosca con buldo
Un cebo o señuelo: cebo natural para salmón y mosca para reo
Un lance: todos los que dan pez son buenos lances, pero en especial, un reo gordito y lleno de pulga que me hizo sudar
Una caña: cualquiera de las mías
Una cucharilla: en general, cualquiera que gire, y en particular, para la trucha, la de pala redonda
Una mosca: siempre de la factoría X. L. Muíños. Para salmón la María Peluda, para trucha y reo amarilla con brinca negra
Una clavada: como gratificante la de un salmón a cebo, como subidón la de un buen reo a mosca
Una captura: como dice y mantiene mi hermano, siempre la última, por respeto al pez
Un pozo: para salmón A Croeira en Couso, para reo, según el día, pero me gusta especialmente A Pedra de Xaquín en Os Muíños de Bandín
Un coto: especialmente Sinde
Una especie: salmón, reo, trucha… según el momento
Un río: Ulla y Eo. Sin uno no hay otro
Un tramo: el de cualquier río que no conozca y me pueda sorprender
Un refrigerio: cualquier cosa
Un compañero de pesca: principalmente mi cuadrilla de Becada (Xaquín, Coco y El Madri), también Luís Miramontes, los hermanos Vilarelle y Ortega; aunque tengo que reconocer que me gusta ir solo
Un Maestro: cuando era niño, mi hermano Xaquín, ahora, como buen alumno respondo como él y opino que el mejor Maestro de pesca es el río
Un desengaño o desilusión: el estado decadente de los ríos

Una ilusión: un Ulla libre y lleno de salmones