A Festa da Troita A Pontenova 2018

Compromiso.
Por Miguel Piñeiro

El viejo -por no decir rancio y obsoleto- periodismo siempre apela al clásico “éxito si precedentes…” pero el periodismo actual va por otros derroteros y además "me comprometí" con mi amigo Martín Barreiro a titular: ¡Compromiso!
Compromiso del Concello con una fiesta durante 40 años.
Compromiso del CIT a la hora de programar.
Compromiso de una impecable organización.
Compromiso de la prensa nacional.
Compromiso de un pregonero que llenó el Auditorio y nos sensibilizó a todos.
Compromiso de los pescadores con una fiesta ejemplar.
Compromiso de los vecinos participando activamente.
Compromiso…
Tan pronto Martín concluyó el pregón, y a duras penas por la sonora ovación de todos presentes, le indiqué que me acababa de dar el titular: Compromiso. Y puesto que fue Martín Barreiro el que me facilitó lo más difícil debo empezar por él. Habíamos coincidido en la Crtvg durante años pero en labores bien distintas: él con las dichosas isobaras y yo a mis cosas. Cuando el CIT comunicó su designación para pregonar la XL Fiesta de la Trucha de A Pontenova pensé que la elección era absolutamente acertada. Martín tiene muchísimo talento, es jovial, muy popular en la TVE, un impecable profesional y, además, es un gran tipo. Abarrotó el auditorio, no renegó de ninguna foto (que aprendan otros…), fue uno más en la cena… ¡Carallo!, qué bien cayó el Martiño (permíteme la “galleguización” cariñosa). Todo un acierto. Antes, Ónega, Cobo, Torres, Delibes, Chani y Narla, entre otros ilustres, habían pregonado la gran fiesta de los pescadores. Barreiro, el meteorólogo lucense de la española, bordó el ditirambo con finura en el verbo y acierto en la sensibilización. Magistral, Martín.
Y realizada la reseña más comprometida, vayamos al lío.
Caía la fiesta en un martes, día de la semana nada bueno ya que obligaba a hacer puente y puestos a hacerlo, los más deseosos llegamos a la Capitalidad de la Pesca el sábado. Los Longo dispuestos a la emoción de una Trucha de Oro más que merecida, Joaquín España –el Decano- deseando recuperar el tiempo perdido entre batas, hospitales y sesiones (el botellón, que lo ha dejado nuevo con algunos pequeños achaques) y Nacho Rojo estrenando capitanía en Caza y Pesca de Movistar+. Nos recibió el Turía donde Nacho y Sergio triunfaron en menos de dos horas mientras el tandem Spain-Long retrocedían a los tiempos de Claudillo (ellos saben a qué me refiero…). Por cierto, ese tandem es un auténtico peligro de cara al futuro. Se han entendido demasiado bien.
A última hora llegaba el Capitán Aranda (Pablo Castro dixit). Don Vicente venía con su encantadora esposa.
El domingo nos fuimos a Chao do Pousadoiro en Ribeira de Piquín donde nos esperaban dos anfitriones de auténtico lujo. Víctor Carrera y Antonio Menán nos guiaron para buscar unas pintonas en el difícil, caprichoso y caudaloso Eo. Mucha agua, frío, viento y, cuando menos la esperábamos, la lluvia. Nos fuimos a la obligada cita con la maestría de la cocina tradicional, Casa Horacio, donde comer es una devoción. Pulpo, callos, pote, cabrito, costilla… ni me acuerdo del resto de los platos. Nos pusimos ciegos. ¡Qué sabores y qué esmerada atención al cliente…!
Meternos una siesta en estas condiciones era como tentar al Maligno por lo que dimos un paseo por A Pontenova.
Estos días, con algunas excepciones, estuvimos en el Hotel San Briz a plena satisfacción y tuvimos ocasión de conocer lugares como A Casa Nova, una verdadera maravilla para descansar.
El lunes iba a ser muy intenso pues llegaban escalonadamente otros ilustres invitados pero tuvimos que atender la llamada de Roberto Fernández Rico, el joven y emprendedor Alcalde de Ribeira de Piquín, naturaleza en estado puro. Tiene muchos proyectos pero quería trasladarnos a la prensa la recuperación de una serie de molinos de agua y otras iniciativas que deben redundar en beneficio del río. Una de ellas, la de recuperar la famosa piscifactoría para diversos y productivos usos, no sólo el de la cría. Gran idea.
Ya en A Pontenova, a media tarde, todo estaba dispuesto en el Auditorio para la magna fiesta del pregón y la entrega de las truchas de oro.
A las 20:00 h, la expectación ya se hacía notar en los aledaños del recinto. Darío Campos, Alcalde y Presidente de la Diputación, fue de los primeros en llegar y departía con todos los que se acercaban.
Isabel Couto, la Primeira Teniente de Alcalde, lucía pendiente “Artesáns da Pesca” e iluminaba la recepción con su hermosa sonrisa.
Llegaban el Maestro Guy Roques y su esposa, nuestra querida Lucía. La cosa iba cogiendo cuerpo. También pescadores como Miramontes y Vilarelle que hablaban con Mundito y Moirón.
Más ilustres. Juan Delibes (dijo que sopesa empadronarse aquí), Pablo Capote (Director de Trofeo), Francisco Narla, David Arcay…
El Auditorio pedía a gritos una ampliación para poder acoger a todos pero, ante la imposibilidad, algunos tuvieron que asistir al acto de pie.
Aplauso de reconocimiento para Javier Méndez –responsable de la coordinación-, y Mundito, Moirón y Brandón como responsables de los concursos.
Sentida reseña y ovación para el pescador ullanés Juan María Martínez Miniño fallecido meses atrás que había participado en todas las anteriores ediciones del concurso de salmón.
Primero, reconocimiento a la 4º Directiva del CIT.
Después, entrega del “I Certamen Internacional de Relato Corto Honor de Miranda” que recayó por unanimidad en Manuel Laespada Vizcaino.
Seguidamente, entrega de las Truchas de Oro al Canal Caza y Pesca de Movistar+, a Vicente Longo, a Guy Roques, a Ali Pérez y a Rafael Ibo Salazar.
A continuación, lectura del Pregón a cargo de Martín Barreiro.
Las intervenciones de Javier Rois, presidente del CIT, y de Darío Campos cerraron el acto.
Acto seguido, visita al “Museo da Pesca” donde Vicente Aranda no daba crédito al ver los moscones que utilizamos en Galicia para pescar reos de noche y donde Vicente Longo se emocionaba al ver en las vitrinas muchas de sus magistrales creaciones.
Del museo a la carpa para la obligada degustación de truchas.
Por último, la cena de gala.
El martes, primero de mayo. Día grande.
A las 7 de la mañana ya llegaban los primeros pescadores.
Sorteos. Por un lado, Mundito y Moirón con los participantes en el Concurso del Salmón del Eo. Por otro, Brandón con el Concurso de Pesca a Mosca, y por otro, la organización con el Concurso de Lance.
Durante la mañana tuvimos oportunidad de acercarnos a Louredal donde oficiaba Manolo Gómez, el Mago de Chantada que no consiguió engatusar al rey del río pero le pegamos a unos chorizos de Lourenzá auténticamente espectaculares.
Resumiendo. El VI Concurso del Salmón quedó desierto al no haber capturas. Hubo una picada a Alberto Carballo, el de la quisquilla de Narón, en el Pozo Caramocho del Lote 3, pero el salmón acabó librándose. En el XII Concurso de Mosca arrasó David Arcay con una pintona de 61 centímetros y picando un plateado. Alvaro García Veiga se queda en el cajón de plata y Fernando Comba (Trueiro Team World) sube al escalón del bronce con todo merecimiento (Trueiro lo recompensa con un viaje a las Islas Seychelles). Como curiosidad en las cosas de la mosca, el Capitán Aranda tocó el cielo con una pintona de 48 cms. En el concurso de lance se impuso David Rodríguez, siendo el monfortino Roberto Martínez el segundo y Raúl Ibo el tercero.
Después de la entrega de premios, visita obligada al “Muso da Pesca” donde los gestores melidenses de “Tanopapo Productions” emitieron en directo.
Además de los alicientes ya mencionados, este año la organización programó el I Mercado da Festa da Troita que acogió a numerosos visitantes.
Enhorabuena al Concello, al CIT a la organización y a todos los pescadores.
¿Éxito sin precedentes?... No, ¡compromiso!

volver a índice de especiales