El arranque de la temporada de pesca

Reportaje fotográfico: Ulla, Mandeo, Tambre, Eume, Ladra, Rois, Barbantiño y Ferreira

Ríos bajos de agua y truchas en el inicio de la temporada
Antonio Pais.- El Correo Gallego
"Te doy el titular: hoy, hacer el cupo es un acto de fe". La frase es de Miguel Piñeiro, periodista y escritor especializado en pesca; y pescador. Piñeiro mantuvo ayer, en el día en el que se iniciaba la temporada de pesca fluvial en Galicia, el tono crítico de los últimos años; la cosa va cada vez peor, cada vez menos agua, y menos limpia, y menos licencias (se estima que un 30 por ciento menos este año). Su mensaje coincidió ayer con el de otros pescadores consultados por EL CORREO: hace falta una reforma legal hecha con consenso, escuchando la opinión del pescador.
Miguel Piñeiro resumió que ayer en la provincia de Lugo "se pescó mal. Son tiempos difíciles, con el cambio climático: llueve menos y los ríos van bajos de agua, van ahora en marzo como antes iban en julio o agosto. Hay furtivismo, y especies invasoras (cormorán, visón) y hidroeléctricas que contaminan. Y ante esta situación lo que no puede haber es inmovilismo desde la Administración. La nueva Ley de Pesca debe escuchar las demandas de los pescadores, llegar a puntos de acuerdo. Porque así no hay truchas, y no puede haber relevo generacional al no poder enseñar a los niños", señaló.
Piñeiro añadió que en el Tambre hubo ayer "muy poquitas capturas, como en A Coruña en general. Hubo algunas en el Barbantiños y en el Mao (Ourense). "Menos agua, menos día de pesca", resume. Y como ejemplo de que con una buena gestión sí que es posible, resalta que él ayer pescó muy bien "en el Coto de A Ulloa, en Monterroso (Lugo), con aguas limpias, vigilancia, con ayudas para discapacitados...".
Más cerca, en el Coto de Chaián, estuvo Antonio Mosteiro, también experto pescador que fue uno de los pocos que reconoció que había tenido un día bueno; o, mejor dicho, un inicio de día. "A primera hora, entre las ocho y las nueve y media de la mañana, sí tuve un momento bastante bueno y pesqué siete truchas. Y a esa hora también había bastante gente", comentó.
Pero Mosteiro se une al lamento general: los ríos van muy bajos de agua, y hubo muy pocas capturas: había muchos pescadores con una o dos, o con ninguna. Hasta el mediodía, la cosa fue a peor. Yo pesqué a cucharilla, con miñoca estaba muy difícil. Coincido en que hace falta una reforma legal ya, y que entre todos tenemos que consensuar medidas para mejorar esta situación", finaliza.
Bastante peor que a Antonio Mosteiro le fue a Pepe Casal, que bromeó con que él pescó el mejor salmón el día anterior en Sar (el Obra le ganó al Real Madrid). Pero ayer fue a buscar truchas al embalse de Fervenzas, en el Xallas, y regresó con una. "El día era muy malo: nublado, con viento y mala sensación térmica. Picaban muy mal y había muy poca gente, hacía mucho tiempo que no veía tan pocos pescadores. La situación es cada vez peor, con un modelo de gestión obsoleto", dijo.
Fernado Lamoso, agente territorial en Deza-Tabeirós, coincidió en que la jornada fue "bastante mala, con pocas capturas y la gente pesimista. El caudal de los ríos (Deza y Arnego, en su zona) va muy bajo, y hay menos licencias".

Madrugadoras y agradecidas
Alberto Torres.- El Ideal Gallego/DxT Campeón
El primer día de la temporada de pesca fluvial con los tramos de trucha disponibles por fin para los pescadores respondió a lo esperado. Los madrugadores tuvieron más éxito y en muchos casos completaron los cupos. A partir del mediodía las capturas, por norma general, fueron escaseando hasta el repunte del atardecer y se completó una jornada aceptable pero sin alardes.
Es evidente que el hecho de que nuestras pintonas llevasen meses sin ver cómo un señuelo les pasa por delante de los ‘peteiros’ siempre es garantía de éxito. Con el paso de las jornadas las capturas se harán cada vez más escasas, a medida que los pescadores sigan disfrutando de su deporte en los ríos gallegos.
Regato o río= modalidad
En nuestra Galicia de los ‘regatos’ mandaron sin piedad los ‘miñoqueros’ de toda la vida, completando buenas actuaciones en el alba. En ríos de caudal medio se impusieron los pescadores de lance, sobre todo de cucharilla, modalidad que posiblemente fue la más efectiva junto con los peces artificiales.
Los devotos de la mosca con cola de rata se decantaron por pesadas ninfas que fueron prospectando el fondo del río para subir a las primeras truchas de 2017. Fue un inicio muy parecido al de los últimos años y en cada provincia gallega afectaron las condiciones propias del clima, como es lógico.
Escenarios como el Xallas, Grande de Baio o Vilasenín recibieron la nueva temporada con buenas piezas, así como los ríos del interior lucense. No tuvieron tanta suerte por la zona de As Pontes o en As Forcadas y fue respetable la respuesta de Anllóns o Deo en Villarraso.
Los pescadores con más suerte se marcharon satisfechos, aunque saben que la gloria es efímera y que el primer día de temporada siempre hay más capturas.
Aunque se esperaba una especie de ‘invasión’ a tenor de los datos que facilitó la Xunta hay espacio y ríos para todos, amén de que ha bajado el número de licencias con respecto a otras temporadas de manera considerable. No obstante los más ‘expertos’ no fallaron en sus ríos y demostraron que, precisamente, la experiencia, junto con la fe, son compañeras indispensables de cualquier pescador.

Escasas capturas en el inicio de la temporada de pesca de trucha
Faro de Vigo
El inicio de la temporada de pesca de trucha ha deparado escasas capturas debido al bajo caudal de los ríos y también por la coincidencia en este primer día con la festividad del Día del Padre.
En el Verdugo la afluencia de pescadores fue mucho menor a la de otros años. Atribuyeron la escasez de capturas a la sequía continuada que se padece en los últimos meses que conlleva el bajo caudal de los ríos. 
Como suele ocurrir, los pescadores más madrugadores, aquellos que se apostaron sobre las siete y media de la mañana, fueron los que se llevaron la mejor parte, pero siempre hablando de dos o tres truchas en el cesto.

El comentario de Pepe Guzmán
O primeiro día tivemos unha excelente xornada de apertura no rio Ladra en Lugo. As troitas picaron ben á mañan moi cedo. Cara o mediodía queceu o sol e as pintonas perderon actividade. Xa se sabe que no principio de temporada temos que madrugar.
No Tambre en Pontemaceira pasou o mesmo e a queles que non madrugaron non lles foi ben.
Uns compañeiros meus pescaron no couto de Verdes en Carballo e alí a cousa foi bastante peor.
Un colega de Vinuesa que andou polo ladra pescou varias troitas grande e outro colega que pescou en Baralla en Baralla, no Neira, non lle foi moi ben.
Pouco máis que comentar. Se acaso que xantamos en Casa do Labrego en Baamonde, recomendable.
Saudos e boa tempada.

volver a índice de especiales