Nos ha dejado Alberto Rubín

Otra ilustre vara que se nos va a otros caladeros.
Su presencia era obligada en Waldemar desde hace muchos anos.
Buen rapaz y buen conversador pero hablador en su justa medida.
Su compromiso con la pesca sostenible lo había llevado a la pesca a mosca con cola de rata y había hecho muchos amigos en el colectivo.
Brindaremos por ti, viejo amigo, brindaremos para que donde estés oigas nuestras voces recordándote.
Buen viaje, amigo Rubín.

volver a índice de especiales