Permisos de salmón de Turismo Rural sin colocar (III)

Como ya se sabe, los establecimientos Torres de Moreda, Casa da Botica y Casa Marcelo realizaron un sorteo conjunto de los 52 permisos de turismo rural que la Xunta puso en sus manos para dinamizar esa utopía de la cosa turística de la pesca fluvial. Seguimos creyendo que un mísero puñado de euros no dinamiza nada, que el concepto es erróneo y que hay que empezar de cero haciendo bien las cosas, con profesionalidad y asumiendo las responsabilidades por el engendro y los desatinos de estos últimos años.
En titulares, y para que se entienda: si ni siquiera los de aquí queremos Santeles y Sinde -ya no decimos nada de Couso, Deza y Pontevea- ¿van a venir pescadores foráneos?
En los días sucesivos al sorteo turístico de este año, las casas fueron contactando con los afortunados que tenían la opción de quedarse con el permiso que les “tocó a capón” o rechazarlo sin más.
Ya está comentado en artículos anteriores que se esperaba el resultado, que se esperaba en el sentido de que ya se sabía: la aplastante mayoría de los pescadores –yo creo que todos- fueron al sorteo turístico por si la Iluminación Divina en un arrebato de grandiosa magnanimidad los mandaba a Ximonde pero rechazarían el permiso y el paquete si les tocaba Sinde o Santeles.
Ya hemos comentado que las bases no eran justas. Lo normal es que si en el sorteo sale tu nombre o tu número, puedas elegir el permiso que te apetezca el día que deseas, pero la cosa no fue así: salía tu número personal y acto seguido del otro bombo podía salir Ximonde, Santeles o el destierro (por la rotura de la presa) de Sinde. Y, claro, como “Ximondes” había pocos, a la mayoría de los que le “tocaron” en suerte Santeles y Sinde los rechazaron con todas las de la ley.
Pocos días después, ya se sabe cuántos permisos quedaron sin adjudicar porque fueron rechazados por los pescadores (por titulares y suplentes).
Y ahora esos permisos, o los colocan las casas en una repesca improvisada que se veía venir y que no se contemplaba en las bases del sorteo o se los comen los propietarios de los establecimientos. ¡Ay, ay, ay; esa avaricia de algunos…!
Pues que vayan haciendo un alioli o una skordalia para que la digestión del papel sobrante no acabe en empacho o que los regalen porque muy poquitos pescadores pagan una pasta gansa por cotos en los que no confían. Pero claro, si no los colocan porque no hay demanda ¿Qué pasa con esos permisos? Otra contingencia negativa que no figura en las maravillosas bases del sorteo. Las hipotéticas opciones son: pueden vender el permiso por los 13 € que le costó a la casa, pueden regalarlos para quedar bien con sus amigos, pueden quedárselos y que no pesque nadie y, lo más lógico, que los devuelvan a la Xunta para que los saquen a expedición pública…
Vaya cacao que tienen montado.
Pero, además, hay un aspecto que vuelve a recabar nuestra atención y nuestro ácido punto crítico. Leo en la web de Area de Santiago que los permisos que quedaron sin adjudicar en el sorteo están ahora a disposición de quien quiera “salvo de aquellos pescadores a los que ya les tocó algún paquete de este tipo en alguna de las casas rurales que participaron en el sorteo”.
Aquí se abren dos cuestiones a tener en cuenta:
1.- En las bases del sorteo no figura la posibilidad de ofrecer al público en general estos sobrantes. Esta posibilidad debe estar legislada o contemplada previamente.
2.- Pueden optar, ahora, todos aquellos a los que no les haya correspondido algún paquete en el sorteo. Este punto nos vuelve a estremecer por la incongruencia de que a algunos pescadores le tocaron varios permisos en el sorteo turístico pero en esta “repesca-libre-sálvese-quien-pueda” no pueden optar a ninguno. En el sorteo pueden acceder a varios pero en esta expedición libre al público no pueden conseguir a ninguno ¿Pero, quién entiende esto y a quien se le ocurrió este sinsentido?
¿Habrá que poner cupo de 1 permiso de turismo por cada pescador al año? Venga, meu, tú a dar ideas gratuitamente para que luego las adjudicaciones -y la pasta- se las lleven los coleguillas del concejalillo de turno…
Para que se vea que las críticas están justificadas, detallamos los 25 permisos que quedaron sin adjudicar porque los pescadores no los quisieron:
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 11 de mayo: 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 18 de mayo: 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 21 de mayo: 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 22 de mayo: 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 5 de junio: 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 24 de junio: 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 3 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 4 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 10 de mayo, 60euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 13 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 15 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 15 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 20 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 22 de mayo, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 5 de junio, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 24 de junio, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 25 de junio, 60 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 3 de mayo: 170 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 14 de junio: 170 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 15 de mayo: 180 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 24 de junio: 180 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 25 de junio: 180 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 10 de mayo: 180 euros
-Paquete pesca Coto de Sinde para el 24 de junio: 180 euros
-Paquete pesca Coto de Santeles para el 10 de mayo: 60 euros
Se comprueba el nulo afecto que tienen los pescadores a pagar un sobreprecio por Santeles y Sinde.
Otro dato significativo, en cuanto al porcentaje de permisos adjudicados, uno de los establecimientos destaca al no llegar a colocar ni el 40% de los permisos que tiene.
Había, en total, 52 permisos de turismo para los que hubo 121 solicitudes. ¿Quién debe hacerse la pregunta de que 25 permisos de 52 disponibles (el 50%, redondeando) queden para vestir santos o criar malvas…?
Queda en evidencia que la Xunta erró manifiestamente al otorgar al Turismo Rural el 10% del total de los permisos de salmón duplicando la cifra del año del año pasado que había sido del 5%. Año electoral, café para todos…
Con todo lo que ya se sabe, y todo aquello –que es mucho- que aún no contamos, los responsables deben dejar de culpar “de-una-puñetera-vez” a los que argumentamos con datos certeros y lamentablemente verídicos y, ya de paso, podrían ir entonando el mea culpa, que errar es de humanos y rectificar es de sabios. Lo único malo es que, entre los responsables, quiero pensar que hay humanos, pero sabios, lo que se dice sabios…

volver a índice de especiales