Denunciados varios furtivos en el río Ulla

Los agentes medioambientales del Servizo de Conservación da Natureza realizan tareas de vigilancia con el fin de detectar incumplimientos de las distintas normativas vigentes.
El miércoles 25 de agosto sorprendieron a un vecino de Padrón pescando salmón en el coto de Ximonde, pesca que está vedada desde que en julio se lograra el cupo anual de 60 salmones asignado a este río en la orden anual de pesca fluvial. El salmón decomisado pesaba casi cinco kilos y fue donado a la residencia de mayores de A Estrada.
El denunciado se enfrenta a una sanción económica de entre 300 y 300.000 euros en función de si se considera su acción como "leve" o "grave".
Y el pasado día 11 de agosto también localizaron una embarcación pescando en zona vedada con artes no autorizadas teniendo en su poder 17 kilos de anguilas, dos lubinas, cuatro lenguados y trece cangrejos que fueron devueltos vivos al agua.
En ambos casos se iniciaron los correspondientes procedimientos sancionadores tras la presentación de las denuncias realizadas por los agentes en la Jefatura Territorial de la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Pontevedra.


Foto: El Correo Gallego

volver a índice de especiales