David Arcay gana el primer Waldemar en Ludeiro
XIII CAMPIONATO DE PESCA CONDE DE WALDEMAR

“El año de Suso Vilar y la sequía”.

La Secta de Waldemar celebró su Serenísimo Cónclave Anual en las acogedoras y magníficas instalaciones del Pazo de Ludeiro en Monterroso.
Me decía mi gran amigo Monty, el Jefe del Poblado, que le metía miedo este Waldemar y no le faltaba razón. Con el cambio de escenario, de Ligonde a San Miguel, ya ganábamos enteros en el Santoral y en la comodidad de la cena con el titular “Del banco al claustro”.
A mediodía del viernes llegaron los más avezados como el universal Torres y “les amigues Longo”. Por la tarde fueron apareciendo a goteo otros ilustres como Mera, Brandón, Pablo Castro, García-Ferreras, los de A Pontenova, etc.
De la tarde y de la noche del viernes no podemos contar nada porque somos una secta e impera el silencio que nos impone el Gran Druida Gayoso pero podemos apuntar que la tarde fue intensa y la noche más que larga…
El sábado, después del desayuno, el maestro de ceremonias, Julio Seijas, daba las oportunas instrucciones antes de comenzar la competición. Se sumó a las mismas Paulo Busto con una malla híper-mega-ajustada con una protuberancia un tanto sospechosa (por pudor, no reproducimos foto).
44 fueron los participantes este año con ilustres cofrades llegados desde un porrón de millas como los pamplonicas Lamberto y Serrano, además de los habituales de Padrón, Ombreiro, Xubia, Mandeo, As Pontes, Salmo, Lugo, Chantada, Ulloa, etc.
El morbo estaba servido con Arcay versus “O Bombeiro”, Ferreras y otros en racha como Papito y Socastro, además de las típicas sorpresas que siempre dan los campeonatos (hay que recordar que, en una ocasión, Brandón no quedó de último, lo cual ya es per se una gran sorpresa…)
El río Ulla, en sus cotos de Antas y Monterroso, estaba francamente bien de nivel de agua -para estar en julio- y la organización dispuso tramos muy largos lo que permitiría a los competidores pescarlos y aprovecharlos al máximo sin machacarlos.
Mientras los 44 cañistas peleaban por el codiciado cuerno de Maestro Vela, en el Sector del Geriátrico (Tramo 74-Ulloa) se imponía y doctoraba el homenajeado Suso Vilar pero Sergio hizo valer su pericia con la seca (Fernando y Suso, Asociación de Pescadores da Ulloa, muchas thanks).
A la hora del reponedor y copioso yantar en el Area Recreativa A Penela, Arcay y Socastro traían en las plicas un primero en cada sector mirados bien de cerca por Prieto y Fraga que hacían segundos. Papito y Canto se colaban en la tercera plaza. Nuestro Pabliño Castro se descolgaba hasta el 13 (los auténticos campeones también son humanos…) Y en los últimos puestos de la primera manga, los de siempre, Brandón y alguno más…
En la manga vespertina, más de uno hizo malabarismos para mantener el tipo en vertical. Arcay repitió un primero acompañado de David García Ferreras que acabó cumpliendo las expectativas. Socastro repite segundo acompañado de Diego Abuín que por la mañana había hecho un meritorio cuarto. Papito y Mera se meten terceros.
Miré rápidamente los ultimos puestos y ¡Oh, Diós mío! ¡Sorpresa! No estaba Brandón, estaban Rubín, Natas (que empieza a estar cortada…) y Xustas.

Clasificación:
01º.- David Arcay
02º.- José Manuel Socastro
03º.- Vicente Pico
04º.- Diego Abuín
05º.- Miguel Canto
06º.- Miguel Prieto
07º.- David García Ferreras
08º.- Delmiro López
09º.- Juan Gayoso
010º.- José Montalbán
Pieza Mayor: Miguel Cantó (31,5 cms)
El último puesto fue para Yánez, el penúltimo para nuestro ilustre letrado Alberto López y el antepenúltimo para Rubin.

De la bacanal de la cena y la posterior velada poco hay que decir: Zarzuela de Mariscos y Croca a tope (Mónica, enhorabuena) con un regadío de caldos de reclinatorio. Se de uno que se zampó 4 nécoras, no regateó los percebes, no le hizo ascos al bogavante, llegó sobrado de fuerzas a las cigalas a la plancha y tuvo tiempo de meterse un buey kilero (marino, of course) antes de fajarse con la croca a la piedra y una sartenada de patatas. Hasta tuvo un hueco para su ración de tarta para que no se enfadase el Lennon de A Laracha.
En la comedia de la entrega de premios, Comba se emocionó con el torno y Vilar hizo lo propio con la foto-tarta de Noelia.
Y compartimos amena velada con Guitián y Narla.
Una vez concluida la cena, por ser un año especial, este Waldemar contó con la actuación en vivo y en directo de ABDC (A Banda Do Chumbo) con un repertorio especial para la ocasión. La banda, que brindó con champagne francés en los camerinos del backstage, fue teloneada por Paulo Busto. El cierre del sarao corrió a cargo de Farruquito y Xunquiño das Pontes en un lamentable y abochornante espectáculo de cómo destrozar y descuartizar hermosas composiciones musicales.
Cuando los más rezagados, y fueron muchos, se retiraron a sus santas dependencias y aposentos privados ya había salido el sol…

P.D.
1.- Lo de la sequía se explica porque los mayoristas tuvieron que reponer existencias con urgencia ya que se bebió todo lo que había a mano y en toda la comarca.
2.- La Dirección de Waldemar “retiró a perpetuidad” un taburete que protagonizó el primer striptease de la secta. Impactante…
¿Hay que dar más detalles? No.
Pues eso.

Asoc. Pescadores da Ulloa          Concello de Monterroso

volver a índice de especiales