Comunicado de la Consejería de Medio Ambiente del Principado

La Universidad de Oviedo confirmó a la Consejería de Medio Ambiente la imposibilidad de determinar dónde se pescó el "Campanu 2011".
La información ha sido solicitada por la Administración autonómica para poner de manifiesto la coherencia de su proceder en el asunto.
Medio Ambiente ratifica su colaboración con la Justicia y espera que este episodio no empañe el valor de una tradición tan arraigada en Asturias.
La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, ante la polémica generada acerca del lugar donde se pescó el "Campanu 2011", formuló una consulta escrita a la Catedrática de Genética de la Universidad de Oviedo, Eva García Vázquez.
Medio Ambiente consultó a la Universidad "si es posible determinar mediante técnicas genéticas el río en el que fue pescado el ejemplar que se precintó en su momento como Campanu de Asturias 2011".
En la respuesta de la Universidad de Oviedo, la Catedrática de Genética firmante del informe explica que "en respuesta a su consulta, según el conocimiento sobre biología de poblaciones de salmones asturianos, puede afirmarse que mediante métodos genéticos no es posible determinar de forma concluyente e inequívoca la cuenca o río en la que ha sido pescado un salmón adulto. Los métodos genéticos permiten determinar la probabilidad de que un salmón sea originario de una cuenca fluvial o de un río, es decir, permiten estimar el río o cuenca de nacimiento (de origen). No permiten determinar el río, cuenca o zona en la que ha sido pescado. La razón es que un salmón nacido en una cuenca podría entrar en otra a su regreso al mar, con una probabilidad variable según los años y las condiciones climáticas".
La consulta ha sido realizada por la Administración autonómica para poner de manifiesto la coherencia de su proceder en este asunto desde el momento en que surgió la polémica sobre la pesca del "Campanu 2011". En aquel momento, Medio Ambiente optó por no practicar análisis genéticos de las muestras del ejemplar, una vez realizadas consultas verbales con el departamento de Genética de la Universidad de Oviedo, de las que se deducía la imposibilidad de concluir de tales análisis la cuenca fluvial en la que el ejemplar había sido pescado.
En relación con el proceso judicial en marcha, Medio Ambiente quiere manifestar que ha colaborado con la Justicia y seguirá haciéndolo, con el fin de facilitar el esclarecimiento de los hechos denunciados, y muestra su deseo de que este episodio no empañe el valor e interés social y cultural de una tradición tan arraigada en Asturias.
Consejería de Medio Ambiente. Gabinete de Prensa del Principado