Investigación por irregularidades en el Campanu de 2011

Un estudio genético de la Universidad de Oviedo ha desvelado que el campanu de este año es del Esva-Canero y no del Narcea.
Alberto Fernández, Beto, el pescador de Trevías que se adjudicó la captura del campanu fue citado a declarar por Seprona y posteriormente también prestó declaración ante el Juez de Grado.
El salmón fue precintado el primero de mayo a las siete menos cinco de la mañana en La Rodriga, Cornellana-Salas, media hora despues del inicio de la temporada con muerte. Fernández aseguró que había capturado el salmón en el pozo de La Hortona, en el Narcea.
Desde el primer momento se desataron los rumores, pues la Asociación de Pescadores Las Mestas del Narcea afirmaba que unos pescadores habían estado en el citado pozo y que no habían visto a Fernández.
La empresa gallega ODL, de Valga, se hizo con el ejemplar en la tradicional Subasta del Campanu de Asturias en Cornellana, pagando 6.000 €.
Nadie puede poner en duda el rigor de los análisis que realizan los expertos de la Universidad de Oviedo. Si afirman que el salmón tiene código genético del Esva-Canero es que así es y no se puede dudar de los datos analíticos, pero tampoco se puede hablar de fraude antes de que dictamine un juez.
Además de la presunción de inocencia, hay otra variable más en este turbio asunto
: está demostrado científicamente que un porcentaje de salmones, pequeño pero real, se equivoca a la hora de regresar a su río; son los llamados salmones erráticos. Es frecuente la entrada de salmón del Ulla en el Tambre y de salmones del Lérez en el Ulla ¿Quién está dispuesto a afirmar con rotundidad que es imposible que un salmón del Esva-Canero pueda haber entrado en el Narcea? Mi oráculo particular en temas científicos se atiene a que en esta cuestión debemos acogernos a la duda razonable.
La falta de rigor está ocupando numerosos titulares de prensa. Se afirma que el pescador está detenido
cuando sólo prestó declaración; ya se habla de fraude y aún no hay sentencia y, lo más grave de las acusaciones que se están leyendo, se condena y sentencia el asunto cuando va a ser absolutamente imposible demostrar las acusaciones, si no hay confesión de parte o testigos.
Y otra más: leo por ahí que, si Beto fuese declarado culpable, habría incurrido en dos delitos, fraude y pesca ilegal, ya que el salmón habría sido extraído ilegalmente en aguas del Esva-Canero en el período de pesca destinado a la pesca sin muerte. Oiga, en este caso, además de demostrar que el salmón es del Esva-Canero también habría que demostrar que fue pescado el día anterior. Y otra: además de fraude y pesca ilegal hay una tercera acusación que consideramos más important
e y de la que no se habla, a saber, la comercialización ilegal de salmónidos, origen de la mayoría de los casos de furtivismo.
Y dejo para el final una nueva reflexión: si se demuestra que el salmón era del Esva y que se pescó en el Esva
el primero de mayo, no deja de ser campanu, pues seguirá siendo el primer salmón de la temporada.
Miguel Piñeiro.