Jorge Moreno pescó el Campanu asturiano en el Sella

El Comercio Digital (Asturias)

JL Calleja/Isabel Gómez/Andrea Inguanzo
26 abril 2015

Jorge Moreno Álvarez, de Bilbao, pescó en el río Sella el Campanu de Asturias. El ejemplar, que fue echado a tierra en el coto Llaos, dio un peso de 5,85 kg en la báscula del precinto de Portazgo, en Arriondas y una longitud de 80 centímetros.
El pescador vasco se hizo con el primer salmón de Asturias a los diez minutos de abrirse la temporada cuando echó prácticamente la primera varada.
“Me temblaba todo” declara el flamante pescador del Campanu de Asturias 2015 al pie del puente romano de Cangas. Una plaza libre en el coto de los Llaos fue su oportunidad para conseguir el más preciado trofeo esta mañana. Jorge Moreno Álvarez cuenta que sacó el salmón “en dos o tres minutos” y que es el primero que pesca en aguas asturianas. “He pescado alguna vez por Cantabria, en el Asón, pero aquí este es mi primer salmón”, explicó.

Víctor José Fernández Pérez, vecino de Las Gallinas (Salas), echó a tierra el campanu del Narcea en torno a las 7.40 horas en el pozo La Columna. Se trata de un ejemplar de 4,625 kilos, 74 centímetros de longitud y 40 de perímetro.
Tras precintarlo en el centro de La Rodriga, relató que a las 7.15 se celebró el sorteo en el pozo. Sacó el número uno y lanzó la primera hilada quince minutos después. Apenas diez minutos, el salmón picó un anzuelo de merucos y quisquilla y poco después, sin grandes esfuerzos, el primer ejemplar del Narcea estaba en tierra: "Nunca tuve esta sensación", comentó Fernández, emocionado.
En la tarea lo asistió Lisardo Álvarez, que en 2004 sacó el campanu del Esva.

También salió el campanu del Cares, que fue echado a tierra, a las 7.35 horas, por el cabraliego de Asiego José Miguel Mier Rojo, un ejemplar de 5,1 kilos, que fue prendido a cebo natural en la zona libre del Canto de la Cogolla.
José Miguel Mier Rojo vuelve a rozar la medalla. Si el año pasado conseguía sacar el segundo salmón de Asturias, en el río Cares, este año la misma cuenca le ha permitido llevarse el título, aunque no fuese a nivel regional. Consiguió pescar el Campanu del Cares y “el primer Campanu de mi vida”. A sus 32 años lleva media vida ligado a la pesca fluvial 'aprendiendo de unos y de otros'. Su ejemplar de este año pesó 5,1 kilos y midió 78 centímetros. Según él mismo describió 'venia clavado a tope'. Se trata de un salmón 'muy plateado, muy nuevo' que saltaba a tierra en el Cantu la Cogolla, en Panes, con cebo natural. 'Llegué al coto y los sitios de arriba y de abajo ya estaban ocupados, así que me decidí por el medio.
En la primera varada ya parecía que había enganchado pero creí que era un tablón. Cuando el salmón empezó a tirar ya supe que era mío el Campanu'. A las 07.35 horas conseguía este cabraliego de Asiego su trofeo.
El Esva dio asimismo el suyo a las 8.55 horas en el pozo La Morena del coto Trevías. Corrió a cargo del ribereño Jovino García Fernández, ‘el de Paredes’. Pesó 4 kilos en la báscula del precinto de Casielles y fue levantado a cebo natural.