LOUZAO GANA EL CONCURSO DEL SALMÓN DEL ULLA
Fotos Salva Ortega Jr. y MiguelPesca

XXXVIII EDICIÓN DO CONCURSO INTERNACIONAL DE PESCA DO SALMÓN EN AUGAS GALEGAS
10 e 11 DE MAIO 2.014

Nueva edición del Concurso Internacional del Salmón en Aguas Gallegas en un río que va a sufrir una profunda remodelación a nivel de cotos y cañas el año que viene, por lo que este concurso puede verse afectado bien en el número de participantes o en el cupo de salmones.
Este año, en la línea de los anteriores, incierto en su final ya que el alto nivel de los participantes podía hacer decantar la balanza para cualquier lado. En el sorteo previo, habían quedado fuera dos veteranas varas del Ulla. Cesáreo Pardal y Luis Piñeiro Calvo, afortunadamente pudieron entrar en el certamen. Es una pena que, por el número de permisos, personas que no han fallado nunca al concurso, como Pardal y Teté, puedan quedar sin participar. Pero además de estos dos, también quedaron fuera otros ilustres como Juan Mª M. Miniño, el pontevedrés Manuel Paz, Lisardo Castro (campeón del concurso en la edición de 2006) y mi ganchero favorito, el boticario de la eterna sonrisa, D. Luis Miramontes, quien siguió atentamente las evoluciones de los participantes desde la pasarela de Ximonde acompañado de su inseparable Vilarelle. Y si el azar mandó al banquillo de las suplencias a estas grandes varas del Ulla, otras no menores entraban en liza.
Día soleado el sábado 9 de mayo. Era el día de Carbia, la edición de Louzao, un chaval de 80 alegrías a la espalda y varios centenares de muescas de salmón en el mango de la caña. Este chavalote de Santeles opta por su prado, el Prado de Louzao, para meter una varada en A Fervenza, postura de mil glorias de antaño, de mil ilusiones del presente y las que vendrán si nuestro Pai Ulla sigue aguantando tanta presión.
Primera manga, el Almirante Jesús Carbia Pereiras “Louzao”, grande-grande entre los ribereños del Ulla, que hace valer su sabiduría y templanza capturando la primera pieza del certamen. Clavó a las 8:30 h a mosca, con una Silver Muíños. Peso 4.046 g.

Y en la manga vespertina, Salvador Ortega probó fortuna en A Cañota de Sinde logrando un segundo ejemplar. Peso 3,555 g. (Al Messi de Couso no se le pueden echar muchos piropos que se viene arriba…)
Además de estas capturas, Julio Gallego (el ganador del año pasado), Laureano el de Teverga y Alba (ambos asturianos) y Julio Fernández tuvieron salmones en sus cañas pero los animales anduvieron más espabilados que los cañistas.

Con dos capturas, se cerró el primer día del concurso.
Y había buenas intenciones en Couso ya que diera dos salmones en las últimas fechas, ambos casos por accidente, y por allí se prodigaba el buenazo de Touceda mosqueando elegantemente A Croeira. Me juego la playa de Riazor a que, en circunstancias normales, no se pesca ningún salmón más en Couso. Y me callo el porqué se pescaron dos ejemplares. El que tenga una mínima curiosidad por saber qué pasó, que pregunte que ya lo sabe mucha gente…

El segundo asalto salmonero-ullaniense tenía aroma dominical y color de calor. Domingo veraniego que aplatanó los pocos ejemplares que hay este año en el Ulla. Si las mareas no meten algunos piños nuevos, la temporada va a ser de las malas.
La segunda jornada empieza con buen movimiento de lampreas debajo de la pasarela de Ximonde, cuatro salmones a la vista en la zona vedada y uno de ellos de auténticos kilates, pocas cañas en Sinde y la apatía que se instala de nuevo en Couso (Ojo. Ya no podemos decir aquello de ¡Couso Tramo Libre! que ahora el nuevo mandamás provincial –Caballero- diseñó el Plan de Gestión del Ulla que empezará a funcionar el próximo año y Couso pasará a ser Sin Muerte, y yo digo que será Sin Suerte. Qué pena, el coto más bonito de toda España, sin pescadores ni salmones, condenado a la más absoluta soledad…

Vamos a Ximonde. Mañana sin sobresaltos pero con mucho calor. De nuevo, muchos curiosos que se acercan para seguir las evoluciones de los cañistas. La pasarela no es la Cibeles pero está a tope. En medio, con la cámara dispuesta, de nuevo Salva Ortega (la actualidad salmonera gallega en su web AsOrillasDoUlla.Com). Gracias Salva...

Ya en la manga vespertina, el teimudo pero a la vez fino pescador Ignacio Paz, toma al asalto el islote Perejil, y sin  tropas de apoyo. Corona la roca y pasa por la piedra, por la piedra por la que deberíamos pasar todos al unísono. En el momento de alcanzar la cumbre se oye una voz que viene del capturadero: ¡Viva Honduras…! Ignacio, seguido atentamente por Manolo, su progenitor, toca escama y baja al mundo terrenal cuando una azafata de Iberia le pone un wasap indicándole que ya tenía que estar embarcando en Lavacolla.

No había tiempo para más, bueno, para nada más convencional, por eso apareció Luisiño Meijide que ante la apatía general y con el fresco de la última media hora, se puso a impartir clases gratuitas del “Lance del Rodeo”, híbrido de Spey y tirabuzón con tres vueltas hacia delante, de gran plasticidad y belleza estética pero penosos resultados. En su condición de galeno, Luisiño, debería saber que tanto esfuerzo con la caña de dos manos no te puede traer nada más que contracturas y tendinitis. ¡Bien por la demo, Luís! ¡Que aprendan a lanzar…!

Ya en los minutos finales aparece Carbia y, ante las mínimas probabilidades de alguna captura más, nos fuimos a su bodega para catar los caldos de esta añada. Celebración por anticipado en la Bodega de Santeles, santuario del Albariño del Ulla.

Y poco más, entrega de premios en A Estrada con el Alcalde, Caballero (Pablo, ahora te toca ser yunque, aguanta…) y cerrada ovación para un Carbia pletórico.
Otro año más con Miguel de la Calle a pie de coto, con la gente, con los pescadores, con la guardería…

Dejo para el final a Miniño y Miramontes, los gancheros oficiales. Cada concurso debe tener un puntito y en la edición de este año el puntito lo habéis puesto vosotros.
A ver qué pasa el año en el concurso del año que viene con la nueva gestión de cotos que se va aplicar en el Ulla la próxima temporada…

¡¡¡Louzao, Almirante y Amigo, enhorabuena!!!
volver a índice de especiales