Pluma, seda y acero. Las moscas del Manuscrito de Astorga

José Luis García González es el responsable de desentrañar el Manuscrito de Astorga, el documento más importante de nuestro país acerca de la pesca con mosca escrito en el siglo XVII.

Pluma, seda y acero. Las moscas del Manuscrito de Astorga (Editorial Everest) es la conclusión de un trabajo de investigación de dieciséis años realizado por José Luis García González, gran aficionado desde muy joven a la pesca, la naturaleza, la historial y la arqueología y amante del montaje tradicional. Su afición a esta tradición le ha impulsado a investigar en la historia de los montajes de moscas y dedicarse a descifrar el Manuscrito de Astorga.
El documento, desaparecido hoy en día,  había sido interpretado por estudiosos anteriormente pero nadie hasta hoy en día había sido capaz de descifrar como se montaban las moscas tal y como explica el manuscrito. El resultado de todos los años de investigación es este libro editado por Everest donde se explican los montajes de moscas que Juan de Bergara y el Segundo autor, hasta hoy desconocido, recogieron de pluma o boca de otros pescadores o de si mismos en 1624.
Este manuscrito encierra en sus páginas la forma de componer treinta y seis modelos de moscas para la pesca. El documento, conocido por pescadores de todo el mundo, ha sido admirado por la calidad y cantidad de los conocimientos que en aquella época de la historia se constataron como habituales entre los pescadores leoneses.
Pluma, seda y acero, va más allá de la exposición del tratado, es un completísimo libro de pesca a mosca que se complementa con apartados dedicados a la divulgación de la historia de la pesca, parajes y escenarios trucheros de León, consideraciones biológicas sobre los insectos que sugieren estos “mosquitos”, las plumas de diferentes aves para su confección, etc. de manera que el producto final sea también, una sugerente y breve enciclopedia que sea de amenidad e instrucción al lector.
Como dice el autor este libro no es un manual de confección de moscas perfectas y tremendamente pescadoras, sino un camino para recordar ilusionadamente nuestra historia y disfrutar de nuestro patrimonio a través de un sencillo, o tal vez “complicado”, señuelo de pesca.

volver a índice de especiales