HOMENAJE A MANUEL GUITIÁN

Amigo Manuel y queridos amigos.
Puesto que la jubilación de nuestro anfitrión
ya es una próxima realidad, nos vas a permitir, querido Manuel, que hoy llevemos a la práctica un sentimiento común.
Parafraseando en sentido literario al insigne D. Miguel de Unamuno, “decíamos ayer”, que fue cuando esta casa, El Cor
te Inglés, ponía en marcha una de las iniciativas más determinantes –si no la que más- en favor de la pesca continental y en concreto de la pesca a mosca.
El Corte Inglés se erigió en estandarte de la defensa de una de nuestras grandes pasiones, la pesca y el montaje.
Y lejos de amilanarse en circunstancias difíciles, seguisteis adelante con la iniciativa marcando todo un tiempo en nuestro país.
No podemos abstraernos a la realidad de que un selecto grupo de ilustres montadores, hoy Artesáns inscritos en el
"Rexistro de Artesanía da Xunta de Galicia", vieron recompensada su dedicación en el Concurso que hoy tiene lugar en estas santas dependencias y que los más señalados ya figuran en los lugares de honra reservados para los elegidos.
Desde ya hace unos cuantos años, cuando antes Galicia era poco menos que el furgón de cola, ocupamos un lugar de auténtico privilegio a nivel nacional y la fama y la habilidad de algunos de los presentes tienen un merecido
lugar en el panorama internacional al lado de los verdaderamente grandes.
Y gran parte del mérito lo tiene El Corte Inglés por haber sabido alquimizar las energías que emanaban de un sector pujante y consolidar un acto anual que nos reúne y nos permite seguir aprendiendo.
Desde
la humilde condición de cronista y notario de la actualidad, debemos permitirnos no regatear vocablos, ni epítetos, ni perífrasis, para reconocer el inmenso trabajo desarrollado por la firma que hoy nos convoca.
Pero si detrás de cada hombre hay una gran mujer, detrás de cada firma hay un gran hombre.
Manuel Guitián ha sabido rodearse de los mejores profesionales de esta casa para llevar la Semana de la Pesca a lo que es y significa en la actualidad. No olvidemos que todo esto nacía como un concurso nacional y después tenía lugar en A Coruña, pero Guitián, llevado de una pasión si límites y, seguro que con no pocos problemas internos, ha sabido y ha sido capaz de hacer de este centro el punto neurálgico de la pesca.
Por eso nuestro agradecimiento, el nuestro y el de tantos pescadores anónimos que se acercan a disfrutar de unas jornadas en las que Bárcenas, Podemos, las tarjetas Black y el paro no ocupan nuestros primeros pensamientos. Pasan a un segundo y discreto plano en aras de permitirnos admirar las majestuosas moscas de Belarmino, la excelsa colección de hilos de Comba, las novedades del mercado e incluso tenemos tiempo para saber si el barniz es del bueno o del que oscurece.
Guitián ha sido un auténtico baluarte en todos estos años, y sin pretender quitarle a la firma el mérito que atesora, ciertamente reconocer y agradecer el trabajo personal de Manuel es algo que tenemos bien presente y testimoniamos.
Querido Manuel, tu amor a la pesca, al montaje, al arte, a la gratificante conversación, a la creación, y en definitiva a todo su entorno, es el motivo por el que hoy este grupo de amigos y los que no están presentes queremos
testimoniarte nuestro respeto, nuestra admiración y nuestro agradecimiento.
Me decías días atrás que El Corte Inglés seguirá fiel a su compromiso incluso cuando tú ya estés felizmente liberado de las tensiones profesionales y de las responsabilidades como Director, pero debe entender la firma que aunque gozará de nuestro incondicional apoyo, las cosas ya no serán igual que como fueron hasta ahora.
Nuestro deseo es que así sea, que no se note tu ausencia, o incluso mejorando, cosa que se nos antoja sumamente difícil, y para ello nos ponemos desde este mismo instante al servicio del nuevo responsable del centro, pero aún consiguiéndolo, seguiremos teniéndote muy presente como el verdadero catalizador de las jornadas que cada año disfrutamos en esta casa.
Nada más, Manuel, queremos sumarnos al alborozo y regocijo de tu pase a la reserva activa, reserva como trabajador y activo como pescador. A partir de ahora disfrutaremos de tu compañía y amistad largando unas varadas y unos lances en cualquiera de los maravillosos ríos que tenemos en Galicia.
Enhorabuena por tu dedicación a la pesca, gracias por tu sensibilidad y te deseamos las mejores capturas en el nuevo camino que emprenderás próximamente. Mientras tú gozarás a tiempo completo de los ríos que tantas satisfacciones personales nos han dado
a todos, nosotros estaremos recordando que, gracias a tu empeño personal y a tu compromiso, ésta ha sido, es y esperamos que sea, nuestra casa.
En nombre de todos los presentes y aquellos muchos otros que
hoy no están con nosotros, muchas gracias, Manuel.

volver a índice de especiales