Xallas, cuatro años después

Se cumple el cuarto aniversario de lo que se llamó “la infamia del Xallas”. Cuatro años después aún no hay resolución judicial por lo que seguimos sin saber quien o quienes fueron los culpables de una masacre sin precedentes.
Y no sólo no hay resolución legal, es que aún no hay fecha para el juicio. La había y se acaba de posponer. A seguir esperando.
La cuestión es que poco importa si el comportamiento de la empresa hidroeléctrica es punible, si la Xunta tuvo algo que ver al consentir la matanza, si el Delegado Provincial (Tajes, de nefasto recuerdo) intentó minimizar el desastre, si… Poco importa. Permanece en la memoria de muchos pescadores una afrenta sin parangón. Lo que se vivió en el coto Xallas y en la Presa da Fervenza hace cuatro años está en la “memoria histórica” de nuestros ríos y de los pescadores.
En pocos días o semanas, a lo sumo, sabremos cómo están las cosas y otras cuestiones que afectan al río, al Club Salmo y a otras partes implicadas.
Aquellos pescadores que hayan sufrido una sanción (que las hubo y las hay) por unos pocos milímetros de trucha, ahora están deseosos de ver quien y cómo asume los miles y miles de truchas que fueron aniquiladas en favor de las arcas del imperio del kilowatio.
Cuatro años después no nos olvidamos del Xallas.

volver a índice de especiales