Un producto químico elevó a 43 grados el agua del Louro y mató 100 kilos de peces

Las investigaciones que realizan Seprona y Medio Ambiente tratan de probar qué empresa realizó el vertido - El derrame se produjo hace una semana en Porriño

 

Faro de Vigo – Gabino Porto - Porriño

 

El vertido que la semana pasada causó la muerte de miles de peces en el río Louro se debió a un producto químico que en contacto con el agua, subió su temperatura a unos 43 grados ocasionando la muerte de parte de la fauna.

Este es uno de los datos que se extrae de la investigación que realizan efectivos del Seprona de la Guardia Civil y de Medio Ambiente de la Xunta.

Por el momento se desconoce la empresa que realizó el vertido, pero se acotó la zona y se han realizado análisis que permitirán determinar el origen del mismo. La investigación se centraría en ese punto, para confirmar si realmente la empresa que inicialmente se consideró responsable es la que finalmente realizó el vertido de forma accidental o consciente.

Los efectivos de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia llegaron a recoger cien kilos de peces puertos entre la zona donde se produjo el vertido y la desembocadura del Louro, en el río Miño. Según algunos testigos había una gran cantidad de anguila.

Por parte del Seprona se pretende imputar un delito ecológico a los responsables del vertido mientras que la Xunta ya inició un expediente para depurar responsabilidades administrativas.

Las investigaciones acotarían un solo vertido a diferencia de las denuncias de pescadores que afirmaron que se produjeron varios desde el lunes al miércoles e indicaron que en el momento del vertido el río apareció con un manto del color del aluminio o plata brillante, según destacó Moisés Lorenzo, un pescador de la zona de Ribadelouro. "Fue una catástrofe enorme, murieron miles de peces", explicó a FARO.

Según la Asociación naturalista Anabam, este vertido se produciría el pasado miércoles 24 y sería localizado en las cercanías de Orbenlle, detectado a partir del mediodía. Acudieron agentes forestales de conservación de la Naturaleza, de la Consellería de Medio Ambiente y el Seprona de la Guardia Civil.

No es la primera vez que se producen vertidos en el Louro. hace un año el Concello de Porriño había informado de la presencia de un vertido en las proximidades del casco urbano que, en aquella ocasión, causó menos mortandad.

En este caso, y una vez localizado el vertido desde el Concello de Porriño se pusieron todos los medios para colaborar en las labores que fuesen necesarias y en la investigación, según indicó la alcaldesa Eva García de la Torre. Así fue avisada la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil que estuvo trabajando sobre el terreno.

volver a índice de especiales