DESASTRE EN EL TEA

Fotos: Gabino Porto, Faro de Vigo, Xornal21.com, Vigoalminuto.com y Fuertemagazin.es

FARO DE VIGO
2 de agosto
Gabino Porto – Mondariz
Un vertido de sosa en el Tea envenena miles de peces en un tramo de dos kilómetros
Se recogieron ya más de 5.000 ejemplares muertos de distintas especies en Mondariz
Los concellos de Ponteareas y Salvaterra fueron alertados y cerraron sus playas fluviales

Un vertido de sosa cáustica en el río Tea, en la localidad de Mondariz, provocó ayer la muerte de miles de peces a lo largo de dos kilómetros del cauce, que afectan a los concellos de Mondariz y Mondariz Balneario. Durante el día fueron recogidos del río más de 5.000 ejemplares de distintos tamaños con un peso total de unos 250 kilos, pero numerosos ejemplares quedaron todavía en el lecho de este afluente del Miño para ser retirados en las próximas horas.
Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana en la planta de limpieza de vidrio de la embotelladora de Agua de Mondariz. Según confirmó el director de la factoría, se debió a un "error humano" de un operario del sistema de limpieza, lo que provocó que se derivaran a la depuradora de la planta unos dos mil litros de agua con sosa en vez de hacerlo a través del sistema habitual que evita que el agua termine en el río.
Tras ocurrir el suceso, "y percatarse al instante del error", se activó el protocolo de emergencias que movilizó al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), la Guardería Medioambiental de la Consellería de Medio Ambiente, Bomberos de Ponteareas y Confederación Hidrográfica Miño-Sil, además de personal de la propia empresa.
Fueron recogidas truchas reos, salmones, anguilas, escalos y crías de lamprea, entre otras especies "en una zona que curiosamente es de pesca sin muerte", explicaba un vecino de la zona.
Además de la recogida, el análisis y el control de la parte del río afectada, fueron cerradas las playas fluviales del Tea aguas abajo, en Mondariz Balneario, Ponteareas y Salvaterra, y se alertó a estos dos concellos, ya que usan el agua de este río para consumo humano. Los análisis realizados de forma constante en Ponteareas permitieron determinar que el agua era apta para el consumo en toda la jornada, según explicaron miembros de Protección Civil.
Además se siguió la mancha ocasionada por la sosa, que enturbió el agua, para evitar que entrasen en el agua personas.
Fuentes cercanas a la investigación destacaron que previsiblemente llegaron al río unos cuatro mil litros de agua con sosa, y que se investiga el alcance del vertido, de una magnitud que no se conocía en la zona.
"La sosa vertida es muy similar a la que se utiliza para depurar el agua de las piscinas, y que lo que hace es subir el PH del agua, lo que provocó la muerte instantánea de la fauna y posiblemente de la flora del río en el tramo afectado", indicó a FARO DE VIGO una de las personas que encontraba participando en el operativo.
El alcalde de Mondariz, Julio Alén, aseguró que los hechos son "de una magnitud y gravedad sin precedentes" e indicó que se elaborará un informe de lo sucedido.
La edil del PSOE, Marina Alfaro, indicó que se solicitará una comisión de investigación para aclarar lo ocurrido.
Mauro Chivite, responsable de Galiza Nova en Mondariz, señaló que exigirán "responsabilidades" ante lo que consideran "un atentado ecológico para un espacio natural como el Tea, considerado en el ámbito europeo un Lugar de Interés Comunitario, protegido por la Red Natura 2000 y que cuenta con especies en peligro de extinción y de forma seria amenazadas".
También el edil de Alternativa por Mondariz, Xoán Carlos Montes, visitó el lugar de los hechos, y destacó que además de trabajar en la regeneración habrá que evitar que este tipo de cosas no vuelvan a producirse".
Por su parte, Anxos Carballo, en representación del BNG de Mondariz y Mondariz Balneario calificó los hechos de catástrofe medioambiental en el río Tea y aseguró que las autoridades no adoptaron medidas paliativas de la situación.

EUROPA PRESS
2 de agosto
Un vertido mata a unos 500 kilos de peces en el río Tea (Pontevedra)
El alcalde de Mondariz tilda de "catástrofe" este vertido, aunque recuerda que las dos playas fluviales del municipio "se han salvado"

Un vertido de sosa cáustica ha matado a unos 500 kilos de peces en el río Tea, en Pontevedra. En concreto, este vertido, de unos 3.000 kilos y procedente de la planta de aguas de Mondariz, ha "arrasado" con parte de la fauna piscícola de este río -trucha, salmón, escalo, anguila y cría de lamprea-.
Así lo ha corroborado, en declaraciones a Europa Press, el alcalde de Mondariz, Julio Alén, quien ha indicado que el vertido se produjo en la madrugada de este viernes.
Tras el vertido, técnicos de la empresa alertaron a la Guardia Civil, a Medio Ambiente, a Sanidad y al propio ayuntamiento de Mondariz. Y es que fueron unos 3.000 kilos de sosa cáustica los que se vertieron al río Tea, según ha aseverado el director de la planta de Mondariz, Alberto Cabadas, en declaraciones a Europa Press.
Ante esto, el regidor de Mondariz ha destacado que este vertido "ha matado y ha arrasado con todo". Y es que ha remarcado que éste ha afectado a más de dos kilómetros del río Tea, el afluente más importante del río Miño en Pontevedra.
"Nunca hemos tenido una catástrofe como esta", ha lamentado Alén, justo antes de indicar que el vertido "está llegando" al municipio de Ponteareas, donde ya se "están tomando medidas". De todos modos, el regidor de Mondariz ha incidido en que este vertido no ha dañado las dos playas fluviales del ayuntamiento de Mondariz.
COLABORACIÓN CON EL SEPRONA
Por su parte, el director de la planta de Mondariz ha remarcado que técnicos de la empresa han estado recogiendo, durante este viernes y durante toda la noche del sábado, la sosa cáustica vertida al río. "Seguimos haciéndolo", ha apostillado Cabadas, quien ha señalado que los técnicos de la empresa están colaborando con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona).
De todas formas, ha destacado que el río está "prácticamente limpio" y que "sólo quedan las zonas más profundas por limpiar". De hecho, Cabadas ha explicado que, a lo largo de la mañana, los trabajadores se encuentran "recogiendo muestras" para evaluar el estado del agua del río.

ATLÁNTICO DIARIO
2 de agosto
M. Oliva. Mondariz
Un vertido de sosa cáustica en el Tea mata cientos de peces
La sustancia procedía de una empresa de embotellado del municipio de Mondariz

Un vertido accidental de unos 2.000 litros de sosa cáustica en el río Tea originó una importante mortandad de peces en todo el cauce a su paso por Mondariz. La sustancia procedía de una empresa de embotellado de agua que inmediatamente activó el protocolo de emergencia, que obligaba a informar a  Ponteareas y de Salvaterra de la situación ante la posibilidad de que afectase a la calidad de las aguas para el consumo y de las playas fluviales. Una de las más afectadas fue de la Val, situada a escasos metros del lugar donde se originó el vertido, y donde  el baño no está recomendado durante al menos tres días.
El incidente fue comunicado a la Guardia Civil en la mañana de ayer por los propios responsables de la empresa, que manifestó que "se trata de un fallo humano que estuvo controlado desde un primer momento accionando los protocolos de emergencia".  Pese a todo, en la zona se localizaron por los agentes del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) numerosos peces muertos así como diversa fauna afectada también por las aguas contaminadas. Al lugar también se trasladó personal de la Confederación Hidráulica del Miño y e la Xunta.
Las reacciones a este vertido no se han hecho esperar. Compromiso por Galicia ya solicitó al Ayuntamiento de Mondariz, donde se encuentra ubicada la empresa, que  se persone en el proceso contra los responsables de este vertido en una zona que se encuentra en la Red Natura 2000. Por su parte, Galiza Nova recordó que "esta situación se suma a la mala calidad de las aguas de esta zona".

EUROPA PRESS
9 de agosto
Ethel Vázquez subraya que el tramo del río Tea dañado por el vertido tiene "valores similares" a los no afectados
Pide a la empresa Aguas de Mondariz que "refuerce las medidas de seguridad" y que informe "puntualmente" sobre ello

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Ethel Vázquez, ha subrayado este sábado que el tramo del río Tea (Pontevedra) dañado por el vertido de sosa cáustica hace una semana tiene "valores similares" a los no afectados. De hecho, ha remarcado, en declaraciones a los medios tras supervisar la zona del río donde se produjo el vertido, que la vegetación no está afectada. En cambio, sí ha admitido que han sido dañadas —por el vertido de unos 3.000 kilos de sosa cáustica— las especies piscícolas. En este sentido, ha defendido que el vertido fue "puntual" y, a pesar de que ha confesado que afectó a un gran número de individuos, sostiene que éstos "no desaparecieron en su totalidad". Sobre el método utilizado para analizar el río, la conselleira de Medio Ambiente ha explicado que éste estudió a la "comunidad de invertebrados". En concreto, es de este estudio de donde se concluye, según ha apuntado, que el tramo del río afectado por el vertido de sosa cáustica procedente de la planta de Aguas de Mondariz tiene "valores similares" a los tramos no afectados. Por ello, ha asegurado que la recuperación ecológica del río Tea es "prácticamente buena" y, para argumentar esto, se ha apoyado en la "conclusión final" de los informes técnicos recabados al respecto. Recuperación "prácticamente total" En esta línea, ha avanzado -basándose en los informes- que, "dentro de una semana", la recuperación puede ser "prácticamente total y de forma natural". De todos modos, ha indicado Ethel Vázquez que, desde la Consellería de Medio Ambiente, se realizarán una serie de acciones, entre las que se encuentran "mantener la veda" y "efectuar análisis periódicos en el río". Asimismo, ha destacado la conselleira de Medio Ambiente que, en el "momento idóneo" que le digan los técnicos, se efectuará una "repoblación", es decir, se soltarán peces de forma "programada". En concreto, Ethel Vázquez ha señalado que esto se realizará, "seguramente", en septiembre.
En lo que respecta a la empresa Aguas de Mondariz, Ethel Vázquez ha afirmado que se le solicitó que "reforzase las medidas de seguridad", además de informar "puntualmente" sobre ese refuerzo a la Dirección Xeral de Conservación da Natureza. También ha querido agradecer la conselleira de Medio Ambiente el trabajo efectuado por el personal de esta Consellería, de los ayuntamientos de Mondariz y Ponteareas (Pontevedra), del laboratorio y de los agentes que estuvieron en la zona del río afectada. Junto a Ethel Vázquez han estado presentes este sábado el presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Marín, y la directora xeral de Conservación da Natureza, Verónica Tellado.

volver a índice de especiales