DENUNCIADOS DOS FURTIVOS EN EL ULLA

M.S.R. y otro individuo, ambos vecinos de la localidad coruñesa de Touro, fueron localizados y denunciados por agentes de la guardería cuando presuntamente operaban con redes en una zona de desove del salmón en el Ulla. En el momento de ser interceptados tenían en su poder tres salmones.
Aprovechando que el salmón está preparando sus frezaderos para el desove que tendrá lugar en los próximos días, los dos furtivos operaron con un trasmallo (redes), una francada (tridente), grampines  y varias linternas.
El operativo que se dispuso de noche, localizó a ambos infractores en una zona próxima a la Presa de Ollares-Calvos que es ahora el límite superior del área de distribución del salmón en el Ulla y, tradicionalmente, una zona conflictiva.
A la extrema gravedad de la noticia en si, se suma que estos ejemplares ya próximos a la freza no tienen ningún valor gastronómico ya que a estas alturas de año los salmones han perdido gran parte de sus reservas, de su peso y de su masa corporal por lo que su valor culinario es absolutamente nulo. Aún así, todo parece indicar que el destino de los ejemplares era comercializarlos.
Este celo y vehemencia de la guardería, como no se esperaba otra cosa de ellos, también se debió aplicar en el capturadero de Ximonde cuando se palearon salmones sin que mediasen las medidas preventivas oportunas y necesarias para evitar un estraperlo vergonzoso.
Enhorabuena a los agentes que llevaron a cabo la operación de los furtivos en el Ulla, pero se debe maniobrar y ejercer siempre y en todo momento con la misma diligencia, aunque sea tu propio hermano el que trapichea con salmones ilegales.

volver a índice de especiales