EL OITAVÉN BAJO MÍNIMOS DE AGUA

Lo que habitualmente es un río con un caudal medio, está prácticamente seco, con apenas un hilo de agua.
Esto es así a causa de la gestión de la presa de Eiras, situada en el tramo superior del río Oitavén, y que abastece de agua a Vigo.
Por segundo año consecutivo, poco antes del comienzo de la temporada de pesca, abre sus compuertas generando una riada que arrasa las márgenes del río y en verano tiene las compuertas cerradas sin dejar el caudal ecológico y llegando a secar casi por completo el río impidiendo el remonte de reos y salmones.
He denunciado estos hechos ante el Concello y el Seprona, con escasos resultados.
El agua y el río son un bien público que deberían estar bien gestionados.
Manuel González