LA REPESCA EN INTERNET, INDIGNANTE Y VERGONZOSO

La Xunta sigue empeñada en que la oficina virtual es la panacea pero la realidad es que discrimina a los pescadores a la vez que cuestiona la profesionalidad de los responsables del servidor.

 

Xornal Trueiro.Com
Viernes 6 de marzo de 2015

Nueve de la mañana del 5 de marzo. Empezaba la repesca para salmón en Pontevedra. Trueiro no quiere ni imaginarse cuantos miles de pescadores gallegos, asturianos, cántabros, madrileños, etc, la llamada Cofradía de los Ilusos, que estarían ante la pantalla del ordenador dispuestos a dejarse las yemas de los dedos, pero el ordenador, gracias a la negligencia de Conservación da Naturaza, se transforma en “ordeñador” y te saca a relucir todas las impaciencias.
Hubo de todo, desde gente a la que se colgó el asunto desde el principio, hasta un caso curioso que llegó hasta introducir la clave para un permiso en Ximonde en mayo. Después de una tensa espera de interminables pero esperanzadores segundos, la pantalla mostró este mensaje: “Fatal error: Maximum execution time of 30 seconds exceded”, que traducido al argot de los cañistas viene a decir algo así como: “Lo sentimos, estamos tomando nuestro primer café del día mientras tú haces el gilipollas intentando conseguir un permiso”.
La verdad es que el usuario no sobrepasó ningún tiempo de espera, de hacerlo alguien sería la web que sigue siendo patética en cuanto a funcionamiento. ¿Es tan difícil programar la cuestión para superar el bloqueo? ¿Es que nadie en Conservación se da cuenta del desastre de su gestión y de su incompetencia a la hora de gestionar este tema ya recurrente?
Años atrás, el colapso desesperó a propios y extraños, pero la incapacidad de la web este año para asumir la demanda de los pescadores tiene ambos pies en el más espantoso ridículo.
Media hora después de haber comenzado la repesca, cuando muchos usuarios que no tienen banda ancha estaban al borde del Síncope Neurocardiogénico ante la incapacidad de acceder al servidor, ya no quedaba nada solvente. Sólo quedaban esos permisos que no quiere el Turismo rural, en julio.
¿Y aquellos que no disponen de Internet o no saben utilizar el ordenador, que los hay, qué repesca hacen?
Si la recuperación económica es una realidad, la vergüenza es una necesidad y en Conservación hay mucho sinvergüenza y mucha desvergüenza.
¡Viva la república bananera!

volver a índice de especiales