X ENCUENTRO DE PRENSA DE VILAGUDÍN
2007
Galipesca Concello de Ordes Hotel Barreiro

El último fin de semana de abril, el Coto de Vilagudín acogió a la prensa especializada a nivel nacional, en su tradicional Encuentro de Prensa que este año además cumplía su décima edición.
Para tal ocasión, se presentó el Club Vilagudín que corrió con la organización del evento contando con el patrocinio del CONCELLO DE ORDES, COTO DE VILAGUDÍN, GALIPESCA y HOTEL BARREIRO.
Firmas colaboradoras:
VIAJES MARSANS, GREEN BAKER LODGE y POSADA PUELO, CENTRO COMERCIAL COMPOSTELA–EL CORTE INGLÉS, GARPER FISHING, S.L.-SCIERRA-AQUA, VEGA, COBAS PESCA DEPORTIVA, CAMILO VILAS, F.E.C., CUCHARILLAS EDU, NÁUTICA PÉREZ, OMEI, PESCA DEPORTIVA MAGO, PAZO DE BENDOIRO, MOSCAS PACO REDONDO, BALNEARIO DE CHULILLA, FUNDACIÓN DEPORTE GALEGO, SALTSINKER, DEPORTES CIBEIRA, ORUJO DE GALICIA, Trofeo, FederPesca, Jara y Sedal, Danica, Linde y Ribera-Onda Cero Radio, Diario de Valladolid/El Mundo de Castilla y León, Grupo Correo Gallego, www.masmar.com, Deporte Campeón, El Progreso y www.miguelpesca.com.
En el Acto de bienvenida se proyectaron imágenes de los 13 años de vida del coto, Roberto Coll presentó TuriaPress 2007 y cerraron el mismo el Alcalde de Ordes, Teodosio Martino y Ana Vales, Directora del Hotel Barreiro.
A continuación se proyectó el programa “Los cotos intensivos” de Terra Films emitido en el canal Caza y Pesca de Digital +.
Ya en la jornada del sábado, el Director Técnico del encuentro, Joaquín España, moderó la Mesa Redonda “La Pesca y los Medios” en la que tomaron parte Guy Roques (escritor y colaborador de prensa), Enrique Aguado (director de Trofeo Pesca), Francisco Javier Martínez (director de La Tribuna de Albacete), Cesáreo Martín (director de Linde y Ribera de Onda Cero Radio) y Miguel Anxo Lareo (webmaster de www.masmar.com).
Acto seguido los 50 medios de comunicación participantes iniciaron la primera mañana de pesca en el Coto de Vilagudín con notable acierto en las capturas.
Después de la comida, Leonardo de la Fuente presentaba la 3ª Jornada Técnica con la “Égloga a la caña, la de pescar” del Doctor Juan José Moralejo y el Taller de Montaje con los Maestros Artesanos Guy Roques, Paco Redondo, Julio Seijas, Xaquín L. Muíños, Eduardo Fontela, Carlos Guerra, Manuel García y Rubén López.
La jornada se completó con otra manga de pesca tan fructífera como la matinal.
Por la noche, Alberto Torres ejerció –magistralmente- de maestro de ceremonias en un acto en el que se sortearon múltiples regalos de las firmas colaboradoras, con un viaje a la Patagonia como regalo estrella.
Ya por último, en la jornada del domingo, Mañana de Pesca confirmando los éxitos de capturas del día anterior.
Posteriormente los participantes se trasladaron al Pazo de Bendoiro (Prado-Lalín) donde fueron obsequiados con la comida de despedida y el acto de clausura en el que tomaron la palabra Eduardo García Carmona, Joaquín España y Juan Queiro, Director de Galipesca.
Cabe destacar las primeras distinciones que el Club de Pesca Vilagudín ha entregado para reconocer el trabajo y la trayectoria profesional de algunos de los presentes. Las distinciones de este año fueron para el Doctor Juan José Moralejo Alvarez, el Maestro Guy Roques, Roberto Coll y a Antonio Pérez Henares.

 

ÉGLOGA A LA CAÑA, LA DE PESCAR
Juan J. MORALEJO
Licenciado en Truchología por la Universidad del Deva (Orense)
Doctorado en Reología por la Universidad del Tambre (Coruña)
Socio de Honor Vitalicio del Club de Pesca Fluvial Tambre
Miembro del CONSELLO ASESOR de Vilagudín

10º Encuentro de Prensa de Vilagudín
Vilagudín (Ordes), 27-29 de abril de 2007

Queridos cofrades de vicio:

os habla un colega que a sus títulos ya veteranos en la pasión fluvial añade este año la novedad de nada menos que Miembro del CONSELLO ASESOR de Vilagudín, un nombramiento que debo a la generosidad del Excmo. Sr. Duque do Sar, D. Miguel Piñeiro, cuya vista guarden Dios y Santa Lucía muchos años… Cuando se les comunicó mi nombramiento a los salmones y a las truchas del Coto hubo una general sensación de alivio y esperanza de llegar a viejos.
El amigo Piñeiro me encarga una Égloga a la caña de pescar y tengo que reñirle y refrescarle su Teoría de la Literatura, que se la han comido entre los riscos y las moscas. Dice el Diccionario de la Real Academia que en una égloga suelen aparecer pastores que dialogan acercan de sus afectos… y digo yo que, además de no ser pastor, de mariconerías ¡ni hablar!, que sólo nos faltaba que nos pillase la guardería en lo de
-¿Me quieres mucho?
-¡Como la trucha al trucho!
o, peor todavía, en
-Te doy un beso, si me das un risco
-¡De eso, nada! Tres besos por lo menos, que es risco de artesanía.
En fin, a la caña de pescar se le puede hacer un ditirambo, una loa, un encomio, un panegírico… pero yo prefiero dedicar el folio a, en primer lugar, agradecer a Juan Queiro y a GALIPESCA que el Coto de Vilagudín siga en buena actividad y les deseo que este 10º Encuentro de Pesca la potencie como bien se merece.
Y ¡ojo al dato! Miguel, Pepe, Xaquín, Alberto, Juan y todos cuantos por aquí pasamos: en la buena actividad del Coto de Vilagudín incluyo el capote, que pone las cosas en su punto de Naturaleza y desmiente que esto sea una bañera para lo que en Galicia decimos ‘chegar i encher’; con otras palabras, al Coto de Vilagudín su condición de intensivo no le quita nada de su mejor condición de natural… Bueno, por fortuna, no tan natural como lo que hoy parece natural en ríos gallegos que fueron espléndido H2OT (Hidróxido de Trucha) y hoy, si alguien se ocupa de ellos, será o la Teoría de la Mierda Pura y Dura o la Física del Vacío Pavoroso.
Y el remedio no está en ponerse bordes con centímetro más o menos de cucharilla, 0,20 o 0,25 de sedal, etc., sino en hablar seriamente de centrales y minicentrales, caudales ecológicos, purines, contaminaciones agrícolas, urbanas e industriales, depuradoras insuficientes o inexistentes... En fin, no voy a aburriros con la letanía de calamidades que conocéis mejor que yo. Dice el PPP, Papelín de Puñetas y Prohibiciones, para la temporada 2007 que está vedado el Umia y más bien debería decir que queda severamente prohibido el maltrato a moscas, saltamontes, grillos, etc. metiéndolos en lo que queda del tal Umia. En cuanto a la danza de los centímetros -17, 19, 21, 23, 25- que debe medir la trucha con derecho a cesto ‑por cierto que el otro día en el Tambre una de 19 cm asomó la cabeza y me dijo muy cortés: “Si se viene usted 300 m más abajo le pico, que aquí son 21cm y no puedo”-, es, iba yo diciendo, una danza tan completa, tan meditada, tan detallista y precisa la danza de los centímetros que bien se merecería una escala paralela de pesos y estaturas del guardarríos correspondiente; por ejemplo,
Trucha de 17 / Guarda canijo y flaco, pero
Trucha de 25 / Guarda de 90 kg. y 1,85.
En fin, vamos a dejarnos de cosas accidentales y vamos a lo principal: lo primero es que aquí estoy haciendo Pesca sin Muerte, que yo bien me entiendo en que las cosas, si las dejamos a su aire, se iban a Muerte sin Pesca. Bueno, parece que todavía habrá tiempo y jornadas para perder unas cuantas moscas y por ahí andará algún reo que acabe en mi cesta.
Lo segundo, y empezando a terminar, es dar cuenta de una novedad importante y que supongo de alegría general en la cofradía. Todos sabéis que, sobre todo pescando con waders, el tener que orinar es faena molesta, un verdadero coñazo porque, salvo que alguno quiera hacernos aquí y ahora exhibición de sus capacidades, ni la longitud ni la tensión de la manguera, ni siquiera en sus mejores días, podrían remontar la cota que nos evite bajarnos los waders, una pejiguera que además los reos podrían interpretar como rendición nuestra ante lo muy hijoputas que son ellos. Pues bien, os anuncio que ya están patentados y son de inmediata comercialización los waders con bragueta de cierre estanco y periscopio uretral o pijoscopio, que, además, tiene una válvula de seguridad, no vaya a ser que se te cuele un alevín y, además de que te muerda, venga la guardería y te acuse de pescar trucha pequeña con lombriz prohibida.
Y vale ya, cofrades. Gracias, un fuerte abrazo y a seguir en el vicio.
Santiago y Vilagudín, 28 de abril de 2007.

 

QUERIDAS MUJERES.
BRINDIS POR LA MUJER PESCADORA

Por Leonardo de la Fuente Prieto

Queridas mujeres, e incluso, queridas compañeras, en cualquier caso, queridas todas…
Un año más, nos encontramos en tierras galaicas disfrutando de la amabilidad de estos magníficos organizadores y anfitriones de los X encuentros de Prensa que han tenido a bien invitarnos de nuevo a Vilagudín, uno de los pocos lugares, al menos juzgo por mí, al que nos acompañáis en nuestras múltiples salidas al río.
- Ahí voy a ir yo al río, quita, quita, si eso esta lleno de zarzas, de bichos y de mosquitos, no sé como os puede gustar tanto la pesca…?, suelen, o solemos escuchar muchos de nosotros cuando se nos ocurre invitar a las parientas a que nos acompañen en nuestras excursiones piscícolas.
Bueno pues quiero que sepáis, y así me lo ha comunicado la organización, que nos gustaría que vinierais más veces con nosotros al río.
Que amarais la pesca, tanto como nosotros, que os animéis y que paséis de tanta plancha, de tanta tele y de tanto niño, que luego cuando se hacen grandes se convierten en unos cabrones que ya no valoran los sufrimientos que habéis y que hemos pasado para sacarlos adelante.
Anda y que les den por donde se descargan los camiones… además, ¿para qué están los abuelos…?
Debéis salir mas al campo a disfrutar de la naturaleza, tal y como solemos hacer nosotros durante la temporada de pesca, domingo si, domingo también.
Por qué la mayoría de vosotras siente tanta aversión por la caña.?
Coño, si no pica.
Si lo único que nos pica de vez cuando son los mosquitos y, salvo honrosas excepciones, como cuando venimos a Vilagudín, alguna truchilla de 21 centímetros recién cumplidos, digo centímetros, ojo no vayáis a pensar mal...
No sabéis lo que nos reconfortaría que vinierais a pescar con nosotros.
Lo a gusto que se tiene que estar a orillas del río sin tener que estar mirando el reloj para volver a casa antes de que salgan los lobos y lobas de sus cubiles. Coño me salió la vena del maestro Félix Rodríguez de la Fuente.
Que delicia y que seguridad debe de dar saber que si hay un sereno, lo vamos a aprovechar debidamente. ( Para las no iniciadas, sabed que un sereno es cuando las truchas pican al caer la tarde, y casi siempre ya de noche), vamos cuando llega la hora de los enredos…
Por eso solemos llegar casi siempre tarde a casa, por los enredos, los de la línea, ojo, no vayáis a pensar en otro tipo de enredos de esos que se producen en garitos y tugurios donde paran los cazadores a tomarse alguna copa, confundidos sin duda por las luces azules, verdes y rojas… Nosotros no somos así.
¡¡¡ Qué tranquilo que se tiene que estar en el río con una mujer que te diga, sigue, sigue, no pares, que se están cebando!!!
Joder que envidia me dan algunos pescadores que supieron convencer a sus parejas para llevarlas al río creyendo que eran mozuelas, (ah no, que eso es una canción) bueno aquellos pescadores que van con sus parejas a pescar sin que a éstas les importe la hora de volver al hogar.
Haceros pescadoras.
Os lo pedimos por favor, por la gloria de Isaac Wallton, o por la de San Pedro que también pescaba lo suyo.
Desde aquí os animo a que cojáis la caña en mano, -nota, la caña se coge con la mano derecha- y que os dispongáis a realizar los primeros lances, ahí mismo, a la orilla de este mágico embalse donde las capturas están casi aseguradas.
También, si sois atrevidas, os recuerdo que la organización ha dispuesto unas canoas para pescar desde este artilugio, que no vuelca ni nada. No os quedéis con ganas, probad, probad...
Salid al río. Acompañadnos, sed pescadoras como otras tantas miles de mujeres en España.
Personalmente debo de contaros que yo al menos lo intenté, y que conseguí que mi mujer fuera pescadora, al menos durante una temporada, justo hasta el día en el que vio a una rata de agua pasar a su lado en el río Duratón, en Valladolid.
La puta de la rata, que debía de ser sorda, y que no escuchó, y por tanto no se fue con el famoso flautista de Hamelín, me hizo perder una mujer pescadora, a cambio de ganar una parienta más hogareña.
Yo he tratado de convencerla para que vuelva al río, pero dice que no va ni con el gato. Creo sinceramente que salí perdiendo en el cambio, pues yo prefería una mujer mas pescadora y menos hogareña, aunque tampoco me puedo quejar porque mi mujer me salió como la gaseosa buena, me salió “Casera” (claro que hubiera sido peor que me hubiera salido “Revoltosa”).
Compañeros, colegas, amigos, levantemos nuestras copas, con lo que éstas tengan dentro, con aguardiente o con cualquier espirituoso caldo de esta zona, es igual.
Brindemos, por favor, por este ramillete de mujeres que hoy nos acompañan, y a las que tantas horas les debemos, y hagamos el propósito de procurar animarlas para que cojan la caña y se vengan de pesca.
La pesca fomenta la amistad -aquí está la prueba- y fortalece a quien la practica.
Por una mujer mas fuerte, por unas damas pescadoras y un poquito “pecadoras”, como no, para esos días en el que las truchas se ponen de nones y es mejor remolonear a la orilla del río que andar dando varadas a diestro y siniestro, pido un brindis con el convencimiento de que para el año que viene estéis con nosotros bastantes mas mujeres, que por supuesto, seréis recibidas con los brazos abiertos.
Queridas, va por vosotras.
Vilagudín 2007, X Edición de los Encuentros de Prensa.

 

“PESCADOR SIN ESE 2007” a ANTONIO PÉREZ HENARES
Texto multipropiedad del núcleo duro
Ordes. 28 de abril de 2007

Como todos sabéis éste año Pesca Press no se celebra y en consecuencia nos vemos obligados a hacer una serie de consideraciones para no afearle la conducta a los causantes.

Hallábame yo, un año atrás, dormitando con suma placidez cuando se me apareció el profeta Isaías y me indicó:
- Levántate y encamínate a Palencia
Yo, somnoliento, le indiqué:
- ¡Qué me dices, Isaías del alma! ¿Donde las paellas?
Respondiome:
-¡Te digo que vayas a las tierras de la montaña palentina donde saborearás las mieles de la pesca!
-¿Qué me dices, grandísimo profeta?
- Que las aguas del mito del Carrión te serán prósperas y fructíferas.
Y así hice pero con la recomendación de mi amigo Séneca “confia desconfiando” (en román paladino) pero entendiendo que ir invitado a Pesca Press desgraba en el Purgatorio.
En el mes del salmón, el año pasado, nos dimos cita donde Judas perdió el mechero para rendir tributo a la dolce far niente (lo haya dicho Plinio o Cicerón) y a eso de la pesca.
Y la cosa pintó mal desde la llegada, pues ya en la primera cena, un “Judas Ta-Leo” pucelano me traicionaba por 30 miserables cucharillas.
Amigo Leo, hiciste bien recordar aquel malogrado y desafortunado encuentro en Melgaço, que acabó en desamor, con tu salmón del Padre Miño. No sé si, puesto que era salmona, no le agradó que tu promiscua propuesta fuese en La Pela y el bicho no era catalán… era portugués.
Entiéndase que entre Albariños, Caíños y Mencías dignos de reclinatorio, tu espalda dobló y tu rodilla tocó suelo, y no precisamente por estar ante el Apóstol Santiago.
Debo recordar a los presentes, los improperios del desafortunado cañista ante la multitud allí congregada, que me niego a reproducir por no parecerme de recibo hacerlo en estas líneas de romántica prosa fluvial.
Amigo Leo, todos sabemos que eres fuente inagotable de ingresos para armerías, tiendas de pesca y ferreterías y que muchos de los ejemplares patrios que pueblan nuestros ríos ya pasaron por la clínica donde se arreglan los piños puesto que tu destreza con la caña es inversamente proporcional al superfluo gasto que realizas anualmente en material predatorio.
Y en este punto me interrogo ante el sublime dilema ¿La pesca sin muerte es invención de Rabindranath Tagore cuando dijo aquello de “deja que mi amor te rodee como la luz del sol y que, aún así, te de libertad iluminada” o habrá sido de este terco pucelano que se empeña en dejar vivo cuanto salmónido se pone al alcance de su caña?
Palencia, queridos amigos, fue una experiencia inolvidable para muchos de nosotros. Sin ir más lejos, allí mismo supimos que Javi, el director-friki, pertenecía a la ONG MAMBO (Movimiento altruista contra la mortandad del boquerón) y que el propio Leo colaboraba con la organización FANECA (Fundación Abnegada de Negligentes con la Caña).
Amigos Leo y Javi -Homero, que de esto sabía un huevo- “lo que decís te será dicho”.
¡Qué momentos los vividos el año pasado en el mito carrionero!
Recordad la efusiva y amenazante trucha corriendo a aletazos caudales a Toño Hernández cuando éste se entregaba en pleno frenesí al Carpe diem pesquero con cucharillas Edu tuneadas.
¡Ah!, National geographic, ante la evidencia, confirmó días después la existencia en el Carrión de la peligrosísima Trutta farius dentuda de caraius, especie predadora de vadeadores transpirables.
Colegas y amigos de la prensa, debemos condonar el impropio proceder de la trucha que quiso agredir impunemente a este sufrido, atónito y resignado redactor gráfico ante impávidos testigos como Chani, Joaquín, Alberto y, mismamente, el que suscribe. Y eso que Toño, con caña en mano no tiene amigos.
Evidentemente era trucho y no trucha... y aún así, tiene concedido el perdón, por nuestra parte, y el indulto, por la de Antonio.
Y el bicho moriría  de “muerte mortal repentina” –que Toño también acojona- pero su veneno, fíjense bien y hasta pásmense, seguiría haciendo estragos en el organismo de nuestro maltrecho colega hasta el punto de que varios días después titulaba las fotos del evento como “Pesca levantina” en vez de “Pesca palentina”.
Por cierto, ante la posibilidad de que Pesca Press este año se dedicase a los lucios y al bass, Toño ya se había pertrechado de su nuevo vadeador de acero reforzado de 35 mm y cota de malla.
Ahora ya con el rigor, la seriedad y la solemnidad que la ocasión requiere, la última reunión, el año pasado en Castilla León, globalizó conceptos y puso sobre la mesa la necesidad  perentoria de la integración social.
¿Sabía la Junta de Castilla y León que tuvimos infiltrado entre nosotros a un “sin papeles”?
¿Qué desagradables consecuencias podría acarrear para Pesca Press la filtración de la noticia a los medios independientes? ¿Qué dijo Rubalcaba? ¿Estaban informados Lucas y Zapatero? ¿Qué repercusiones podría tener para la reunión de Vilagudín? Y lo peor de todo, ¿Dónde coño agachó el cayuco?
Un “sin papeles” en Cervera de Pisuerga, un anónimo en Pesca Press… ¡Virgen Santísima! Tamaña osadía por parte de la prensa canallesca.
Amigos, puesto que hablamos de la prensa y de la pesca, no se explica a qué esperan las cadenas nacionales para programar un Talk-show que podríamos llamar “Operación Trucha” presentado por el Gran Wyoming, o “Gran Pescata” presentado por Mercedes Milá, o “Mira quién Pesca” presentado por Urdaci, y si no hay audiencia que contraprogramen con “Viva el cubata” y que lo presente Pocholo.
Por cierto, ¿el año pasado fuimos a Pesca Press, la prensa que pesca, o a Peca Press, la prensa que peca?
Citado el pecado vayamos con la manzana.
Y es que a la hora de conjeturar, Pesca Press está al margen pues la evidencia es más que elocuente.
Allí se citaron, entre otros:
Joaquín España, de las reputadas destilerías Spain con su no menos importante sucursal francesa “La Espagne”.
Enrique Aguado, derivación etimológica de “agua no” y con esto está todo dicho.
Antonio Hernández, de las prestigiosas bodegas del mismo nombre.
Alberto Torres, de los reconocidos viñedos Torres.
Eduardo G. Carmona, descendiente directo y plenipotenciario de la saga escocesa Karmon, propietaria de tan celebrados licores.
Paco Redondo, de los tradicionales y selectos caldos Redondo.
Y no debemos olvidar que nos acompañó el guía José Ramón Penilla, al que se le asocia el nefasto apellido –¡ay pena, penita, Penilla!- desde que supimos de sus preferencias por el agua del grifo.
Y qué les voy a decir de mi mismo, si mi bisabuelo, el 18 de enero de 1920 se pasó por el arco del cubata la décimo octava enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, aquella solemne memez llamada Ley Seca que –paradojas del asunto- castigaba la fabricación, distribución y venta de bebidas alcohólicas, pero no su consumo…
Ya decía el malogrado y genial George Best “En 1969 dejé el alcohol y las mujeres. Fueron los veinte minutos más angustiosos de mi vida”.
Queridos amigos, somos los indirimibles custodios de la Cata y del Bouquet. Herederos del gran paladar armonioso y testaferros de las costumbres más arraigadas del periodista de local.
Aceptamos la aviesa y malévola invitación de la Diosa de la Noche de la Luna Llena para proceder al engullimiento de los maltas más selectos de la región, hasta la más absoluta y completa desecación de la misma, por no hacer un feo a tan caballerosa y sugerente deferencia.
Y es, que en esto de vivir a tope, ya decía George Best que había invertido mucho dinero en mujeres, coches y alcohol y que el resto lo malgastara…
Fue la convivencia del año pasado un portento, ¿qué digo?, un prodigio de hermandad donde se demostró que fomentar el consumo de alcohol –con sutil mesura y prudencia- es bueno y sano porque así en lugar de medio ambiente tenemos un ambiente de puta madre.
Pero, tampoco olviden ustedes la máxima bonapartista: el alcohol en medida incita, en exceso impide…
Y hablando de ingerir, con los movimientos de opas energéticas vividos últimamente, llegará el día, hermanos, en que nos sonden la vejiga, nos pongan una miniturbina en la rodilla, un condensador en el tobillo y pasemos por Fenosa una vez a la semana a pagar el voltio que les debemos por derecho divino sobre todo líquido que fluya o corra.
Finiquito y concluyo.
Queridos colegas, en la montaña palentina compartimos emociones con un periodista bujalariense de raza, aventurero, pueblero, tiempero, globero, tribunero, razonero y quetzalero; Antonio Pérez Henares, Chani.
Todos recordamos con falsa nostalgia la ternura y la emoción de la subidita al carballo y, manda carallo, perdonadme la galleguización del arbolito.
La Ascensión de Cristo a los cielos, al lado de esta… pura bisutería. Por ello te diste el piro, amigo Chani, conocedor del 38 % de desnivel de la subida en la que hasta el mismísimo Indurain echaría el pie a tierra; aunque, bien es cierto que estabas disculpado por no disponer de la documentación necesaria para tal menester.
Para alguno la montaña no fue palentina sino rusa y, puestos a dejar bien claro lo que te perdiste, te indicaré que la susodicha ascensión al carballo produjo en alguno de los penitentes tal éxtasis místico, y de tan alto voltaje, que a su lado San Juan de la Cruz pasaría por un simple pagano materialista.
Amigo Chani, debemos reconocer que la luz solar no es para nosotros. Somos crepusculares y nocturnos. Nos aprestamos en roquedos y farallones para desplegar nuestras alas al amparo de la noche.
¿Qué le vamos a hacer si somos buhos…?
Ay Chani, Chani, Chani. En el Taca-Taca entramos por el flanco más débil, en La Ruina la estrategia entró en fase de ebullición y en el Donas sonaba aquello de “Fue en un pueblo con mar, una noche, después de un concierto. Tú reinabas detrás de la barra del único bar que vimos abierto. Cántame una canción, al oído y te pongo un cubata, con una condición, que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata”.
Unos ojos de gata que se enternecían cuando poco después oían aquello de “Déjame atravesar el viento sin documentos…”
¿Pero qué coño saben Los Rodríguez de la inmigración en España...?
Para que no pierda los papeles, ni en el propio sentido de la frase ni en el figurado, y por si tu safari con Joaquín en África es sin billete de vuelta,  a continuación, Ab imo pectore, entregamos la distinción “PESCADOR SIN ESE-VILAGUDÍN 2007” a ANTONIO PÉREZ HENARES, CHANI.

Sorteo de regalos:

Jornada de Pesca:

Taller de Montaje:

Crónica taurina de un accidente, en Vilagudín 2007, o como no se puede estar a “uvas y pescando”
Eduardo García Carmona

Encontrándome en plena naturaleza, y no una naturaleza cualquiera, si no la gallega y en el embalse de Vilagudín, hete aquí que oigo voces, gritos, o no se que. Metido en mí mismo, bueno mejor metido en el vadeador, con agua casi hasta el cuello, y centrado en “la reina del río”, la singular pintona, que alguna se pescó y de buen tamaño, creí que se trataba de una gran hazaña de alguno de mis compañeros de orilla. Osease, el Alcalde, Coll, Don Roberto, que ya tenía en su haber dos hermosos truchones, o su compañero de fatigas, también llegado de tierras valencianas, Jorge, alias “el bien pertrechado” y mejor amigo y compañero de pesca, que también llevaba otras dos hermosas truchas.
La primera impresión, aunque incrédulo, era que León podía empatar la contienda establecida, gracias a mi compañero, José Luis, “el buenazo”, pero no. ¡Que va!. Enseguida pude comprobar que se trataba de un accidente, aunque con captura y, en este caso doble. Jorge, Garper Fishing para los amigos y desconocidos, tenía al final de su línea un hermoso ejemplar. La alegría era inusitada después de una mañana peleona, donde los hombros de los cuatro contendientes, la espalda y los brazos, por no contar otra serie de intimidades, también dolorosas, estaban minando nuestras fuerzas y ganas de seguir pegándonos con doña trucha, llega la recompensa.
Jorge, consigue orillar el truchón. Lo luce. Se engalana. Saca pecho. Levanta la barbilla y posa para la eternidad con tan rimbombante trofeo. Era la mejor trucha pescada entre los dos equipos.
De la pose con la caña curvada, pero sin romperse. ¡Claro, era marca de la casa!, se pasó a sacar el ejemplar a tierra y, como se trabaja sin red, llegó el primer susto. El truchón se resiste a ser cogido con las manos de Jorge, hombre que posee una buena estatura y unos ganchos considerables.
Entre, ¡cógela bien y posa con la caña y la trucha!, para inmortalizar el momento y que si patatín, que si patatán, el truchón que más bien parecía un morlaco bragado y como cuernos sus dientes en sierra, se revuelve con tal fiereza que el hierro del anzuelo, un señor anzuelo, también de la casa, colocado en un estrimer color verde chillón, se suelta, da una voltereta en el aire, como bajado del tenido diez y se clava en el dedo índice de Mister Garper Fishing. ¡Qué dolor!
La trucha suelta, casi da la vuelta al ruedo, aunque lo que verdaderamente se dio fue un buen golpe al caer al suelo, golpe con el que debió ver a toda la familia de Jorge. Otro tanto le pasaba al del País Valenciá. A este sí que se le entendía. Bajaron rayos y truenos pero, tras la tempestad llegó la calma. El morlaco de agua había herido, no de gravedad, a Jorge, pero el anzuelo estaba bien enganchado y no se salía. ¡Vaya acierto!
José Luis, no quería verlo. A Roberto Coll le rechinaban los dientes y, a quien suscribe, sólo le faltó marearse, que se marea con la sangre, pero, como uno estaba cubriendo, informativamente la faena, cámara en ristre, por cierto una Kodak de 5 megas, conste que no es por hacer publicidad, aunque si quisieran los americanos a mí no importaría, cámara en ristre, apunto, comencé a grabar secuencias, instantáneas inéditas en un Encuentro de Prensa de Vilagudín y aquí está la primicia que por humildad, compañerismo y pudor no quise vender a los del “tomate”, porque no fuese que… tirando, tirando del hilo, a lo peor nos metían con el Julián Muñoz entre rejas, en lugar de sacar el anzuelo del dedo de Jorge.
¡Unos alicates, unos alicates...! Pregonaba José Luis. ¡Eso, eso... decía Roberto! Ninguno de nosotros tenía una herramienta tan imprescindible en ese momento. O sea tocaba sufrir. José Luis se acordó de otro leonés, Césareo Martín, quien con su puro en los labios paseaba con su caña por la orilla del embalse. Césareo, veloz y ágil como una ardilla, pese a las molestias de su enorme panza, de un salto llegó hasta su todo terreno. Sacó la herramienta y allí encontró el arma salvadora.
Mientras tanto el pobre Jorge, que no se quejaba, aunque comenzaba a palidecer, él solito, comenzó a pasarse el anzuelo hasta atravesar la muerte la cara frontal del dedo índice. ¡Qué dolor, que dolor!, pero Jorge ni palabra. Esto es un tío con “guevos".
En esto llega el matarife, “panza bruta”, con la herramienta en la mano, dispuesto a realizar el descabello. Resoplando, eso sí y quitándose el puro de la boca, Cesáreo, dio el golpe de gracia al inoportuno anzuelo que se fue a instalar, en mal día y momento, en el pobre dedo de Jorge. ¡Qué dolor!
La faena terminó, afortunadamente, sin mayor sufrimiento para el dedo de nuestro “angelito valenciano”, que por decir algo, no dijo mucho, y menos blasfemó.
Y el truchón, ¿qué? La pobre bestia yacía en el suelo con cara de angustia por lo que había hecho, o ¿era cara de sufrimiento por el tiempo que llevaba fuera del agua? Fuese lo que fuese, terminó en el “talego” deshaciendo el empate técnico entre los dos valencianos y pasando por encima de los de León.
Esto sí que fue una corrida con emoción, dolor, lágrimas y satisfacción. Fue la mejor corrida de Vilagudín 2007 ¡Qué dolor!

Comida de despedida en el Pazo de Bendoiro:

POST:

Estimados amigos, cofrades todos (parafraseando al gran Doctor).
Transcurridos unos días en los que he estado solucionando unos asuntillos, desde la despedida en el Pazo Bendoiro tras nuestro feliz encuentro en Vilagudín, por fin tengo un momento tranquilo para poner en tinta electrónica mi opinión sobre las jornadas.
Mi conclusión es: Gracias.
A Joaquín, que me hace querer más a España.
A Redondo, por hacerme recto el camino hacia una mosca, por su cariño.
A Javi, por cantar conmigo las mismas canciones.
A Xaquín, porque es recíproco.
A Paula, porque es un tío cojonudo (a la par que gran mujer).
A Leo, un teléfono siempre encendido.
A Edu, el sabandeño, por el compromiso.
A Edu, el ribereño, por seguir cabeceando.
A Antonio, por la dedicatoria del libro.
A Guy, porque es guay.
A Toño, porque es muy grande.
A Moralejo, por lo que sabe y comparte.
A Pepe, por remar conmigo.
A Miguel, por todo y más.
Y a todos los que han participado, precisamente por estar...
Un abrazo grande y sincero para todos, y no bebáis mucho, jodíos.
Con respeto y gratitud.

Alberto Torres, DxT Campeón.

Vilagudín es antes que nada un lugar de encuentro y de amistad. Poner en común reflexiones y propuestas. Si encima pescas, ya es la leche.La prueba de que me entusiasma es que ya estoy queriéndome apuntar para el año que viene. Y me gustaría que, aunque le quitáramos un tiempo al embalse y la caña pudieramos celebrar o ampliar alguna mesa redonda.
Antonio Pérez Henares, La Razón.

Por tercer año consecutivo, viajar hasta Vilagudín ha supuesto un fin de semana de buena pesca, amigos entrañables y una organización que busca ante todo hacer sentirse al pescador a gusto. En lo referente a la pesca –su principal valor- nuevamente hemos podido comprobar que las opciones son innumerables: las arco iris de tamaños espectaculares no dejan de
sorprenderte, pero las comunes son mucho más frecuentes de lo esperado, y hacerse con ejemplares de talla sigue siendo un privilegio. Villagudín es único y un ejemplo de gestión para la pesca en intensivos.
Enrique Aguado, Director de la Revista Trofeo Pesca.

El Encuentro de Prensa de Vilagudín es el foro más importante de pesca de la Península Ibérica, donde se conjugan los intercambios de conocimientos y experiencias, la pesca y un ambiente cordial entre todos
los participantes.
Francisco Javier Martínez, Director de La Tribuna de Albacete.

Fue un placer convivir con la hospitalidad y generosidad de las gentes gallegas en un escenario tan increí­ble como es el Coto de Vilagudí­n.
Disfrutar de la compañí­a de un grupo de amigos y compañeros que en grata armonía sucumbimos ante la maestranza del Dr. Moralejo y su “Egloga a la caña de pescar”, nos descubrimos ante la elocuencia del Maestro de ceremonias y su alegato al “Pescador Sin Ese 2007” y nos maravillamos con las monumentales truchas que moran en el Embalse de Vilagudín.
Agustí Albiol, Natura TV
.

Cada égloga que escucho, me engancha más la chispa y el verbo del Doctor Moralejo. Cada encuentro al que asisto, en Vilagudín, me engancho más a Galicia. Esta es la verdad de la pesca y la gran realidad, tener tan buenos amigos que comparten afición.
Eduardo García Carmona, Colaborador de la Revista Jara y Sedal Pesca.

Parece que no pasan los días. Ya estoy tachando del calendario los que faltan para el próximo encuentro en Vilagudín, y me faltan aún más de 350 jornadas. No puedo, No puedo...
Sensacional encuentro de amigos y además, pescando ojo, que nos empleamos a modo con las truchas del embalse.
Para mas satisfacción nos acompañó y deleitó Moralejo y de Alberto Torres mejor no opino. Lo bordó. Ánimo ambos.
Para el año que viene somos capaces de organizar una visita turística a Ordes, de día, para conocer el pueblo, que de noche todos los gatos son pardos.
Un abrazo.
365; 364; 363; 362...
Leonardo de la Fuente, El Mundo de Castilla y León.

Un año más, con Galipesca en Ordes, ha primado la armonia y hospitalidad gallega a los recursos pesqueros, algo tampoco despreciable con una connotación especial en este 2007, conocer uno de los rincones ancestrales e históricos a día de hoy como ha sido el Pazo de Bendoiro, una maravilla más de la Galicia monumental y gastronómica integrada en el turismo rural.
Galicia no repite, sorprende cada año gracias a las gentes portadoras de su gran cultura.
Cesáreo Martín, Onda Cero Radio y Revista Jara y Sedal.

¡La pesca! La mejor terapia para evitar el Alhzeimer. El coto de Vilagudín su mejor exponente. Tres días inolvidables, entre buenos amigos, gente acogedora, y buenas truchas. Solo faltaba una cosa: buen tiempo ¡Y lo tuvimos! Un abrazo.
Juan José Suárez, Presidente de Sator & Fata/Saltsinker.

Ha sido un placer disfrutar de estas jornadas con todos los amigos de la prensa.
Os doy la enhorabuena por la organización, por el gran ambiente y la calidad humana de las personas que reunís en Vilagudín.
En nombre de Marsans, de Green Baker Lodge y Posada Puelo, muchas gracias por todo y un abrazo fuerte
George Luis Chang, Responsable Programas de Pesca de Viajes Marsans.

Dificilmente pueden expresarse en pocas palabras las sensaciones vividas en estos días. Pero son sencillos los adjetivos que pueden utilizarse. Vilagudín es, organización, amistad, simpatía, camaradería, confianza, franqueza, sapiencia, claridad, diversión... en fin, Vilagudín es "El Encuentro".
Paco Redondo, Maestro Artesano.

El encuentro de Vilagudín tiene todos los alicientes de una cita perfecta. Hay camaradería, hay solidaridad, hay mano tendida a primera vista, hay intercambio de experiencias, tanto deportivas como humanas. ¡Y encima se pesca! ¿Se puede pedir más?
Ignacio Sánchez Vicente, La Voz de Asturias.

Conocí tarde Galicia pero tuve el honor de hacerlo con el mejor guía posible: Miguel Piñeiro. Su labor y la del equipo con que cuenta han hecho de Vilagudín un referente nacional para los medios de prensa. Si la pesca en el embalse es siempre un aliciente, aún lo es más pasar unos días en compañía de grandes amigos. A Vilagudín le debo el haber sido el germen de buenas amistades con las que comparto a lo largo del año la ilusión de volvernos a ver de nuevo con la caña en la mano por los verdes prados de Vilagudín.
Roberto Coll Alcalde, escritor, colaborador de prensa y valenciano enamorado de Galicia.

He tenido la gran fortuna de asistir, por primera vez, al Encuentro de Vilagudín-2007.
Quiero dar las gracias a todos por estos días de amistad y pesca en los que he podido comprobar la categoría personal de las personas que han asistido al encuentro, unido a la preocupación y atención de los organizadores.
Luis A. Trujillo, Presidente Club Deportivo de Pesca Valle Iruelas.

Siempre es agradable viajar hasta Galicia y con mayor razón si eres pescador.
He tenido el privilegio de compartir dos jornadas con personas que aman profundamente la naturaleza y la pesca y he quedado prendado de su amabilidad, buen humor y conocimientos. Por esto y por las soberbias truchas de Vilagudín, prometo volver siempre que pueda.
Javier G. Purroy, Terrafilms.

El Encuentro de Prensa de Vilagudín es “El País de las Maravillas” donde un deporte individual y silencioso como la pesca se transforma en un gran equipo familiar y festivo sin fronteras ni límites para sus participantes que lo viven siempre con un sincero clima de armonía y cordialidad.
Eduardo Fontela, Cucharillas Edu.

 

Lo primero es agradecer, a todos y cada uno, vuestra presencia en el encuentro, pero quiero extender el agradecimiento por vuestra ayuda, entrega, amistad, comprensión y esfuerzo, ya que sin ello esta décima edición del Encuentro de Prensa de Vilagudín no alcanzaría los satisfactorios resultados que nos marcamos como objetivo en el Consello Asesor.
El Encuentro de Prensa de Vilagudín, gracias a vosotros, ya es el referente anual de los mejores y más destacados profesionales de medios de comunicación, en activo, que pescan y reflejan sus opiniones y experiencias en el mundo del papel, de la imagen, de las ondas o en la red.
Este año ha sido más especial, si cabe, pues hemos presentado el CLUB VILAGUDÍN, una sociedad de pesca sin ánimo de lucro en la que se ingresa por invitación y cuya cuota es gratuita y que en años venideros se encargará de organizar este evento considerado ya un clásico entre los profesionales de la prensa especializada a nivel nacional.
A
gradecer, asimismo, a todas las casas, empresas y firmas comerciales el apoyo que nos brindan con su entusiasmo y sus generosas aportaciones.
Por último, nuestro agradecimiento más sincero a nuestros patrocinadores, CONCELLO DE ORDES, COUTO DE VILAGUDÍN, GALIPESCA y HOTEL BARREIRO su firme y decidido apoyo, pues gracias a ellos este encuentro anual es posible.
¡Hasta el año que viene!

Joaquín España,
Director Técnico del Encuentro de Prensa de Vilagudín

volver a indice de vilagudin